Kia le cambia la cara a un municipio casi en el olvido

La firma coreana ha traído consigo oportunidades de empleo y estudio para el desarrollo de los habitantes.
Algunas empresas ofertan sus vacantes en la plaza principal.
Algunas empresas ofertan sus vacantes en la plaza principal. (Raúl Palacios)

Monterrey

Calles y avenidas que hace algunos meses estaban casi desiertas, hoy en día son transitadas por cientos de automóviles, camionetas y camiones de carga pesada. Casas abandonadas hoy son rentadas para ser utilizadas como restaurantes, y personas que antes debían viajar varios kilómetros para llegar a su lugar de trabajo han reducido la distancia entre este y sus hogares.

La llegada de Kia Motors a Pesquería ha cambiado al municipio.

Ahora hay más servicios (como farmacias y tiendas de conveniencia), aunque esto ha repercutido en un mayor tránsito de vehículos.

Hay oportunidades de trabajo, pero los trabajadores y demás habitantes del municipio han experimentado un shock cultural al recibir a cientos o miles de trabajadores de Corea del Sur.

El casco histórico es visiblemente diferente, si se compara hace tan sólo unos once meses, cuando se hizo el anuncio oficial de la llegada de la armadora a México. No solamente la iglesia ha sido pintada de nuevo; el pueblo se ve cada vez más lleno de vida.

Mujeres que hace unos seis meses cocinaban para unas 30 personas, ahora son cocineras de los restaurantes que atienden a los miles de trabajadores de la construcción.

Según cifras del municipio, al menos unas mil 800 personas del mismo municipio han sido ya contratados por la armadora en diferentes niveles académicos, algunos de los cuales han sido ya enviados a Corea del Sur para ser capacitados.

“El cambio en Pesquería es grandísimo. Estamos viendo todos estos cambios.

“Hicimos 5 ferias del empelo, y en las primeras recibíamos 700 personas. Ya en las últimas hemos recibido unas 300 personas, porque hemos hechos cada mes las ferias”, detalló el secretario de Desarrollo Económico, Guillermo Zamora.

“Es más, tenemos información, de que algunos ya fueron enviados a Corea a recibir capacitación. Tenemos también convenios con las escuelas técnicos del municipio para que sean un semillero y los muchachos salgan directamente para poder trabajar en la planta”, agregó.

Entre estas escuelas, el municipio incluye la escuela Ternium, así como un nuevo Conalep, y el apoyo de asociaciones y escuelas al impulsar el aprendizaje del idioma coreano. Por ejemplo, este mes arrancan las clases para todos los habitantes interesados en aprender el idioma a precios accesibles.

“Se les cobran 100 pesos mensuales, y pueden aprender inglés y coreano. Imagínate, son dos idiomas que les van a servir a los jóvenes de Pesquería”, puntualizó.