Justifica alza catastral con datos equivocados

Margarita Arellanes atribuyó el incremento en el Impuesto Predial a que en 15 años no se había actualizado el catastro; el último se hizo en 2010.
El pasado 25 de octubre el Cabildo aprobó el incremento; ahora el Congreso debe ratificarlo.
El pasado 25 de octubre el Cabildo aprobó el incremento; ahora el Congreso debe ratificarlo. (Foto: Especial)

Monterrey

Cuando Margarita Arellanes Cervantes justificó el sábado su proyecto de un nuevo incremento catastral en la "irresponsabilidad" de sus antecesores que en 15 años no elevaron estos cobros, no consideró un detalle: sí lo hicieron.

La mañana del 29 de octubre de 2010, hace exactamente tres años, el Cabildo de Monterrey, entonces encabezado por Fernando Larrazabal, aprobó incrementar hasta en 44 por ciento los valores catastrales de la ciudad.

Dos meses después, el 24 de diciembre, el Pleno del Congreso del Estado formalizó el alza con algunas excepciones en la zona norponiente, con lo cual el incremento comenzó a ejercerse a partir del 1 de enero de 2011, según señala el dictamen 6559/LXXII de la Comisión Primera de Hacienda y Desarrollo Municipal.

La alcaldesa equivocó por 12 años en su estimación.

Hace tres años, la LXXII Legislatura avaló el alza de hasta 44 por ciento en mil 400 colonias, con unajuste promedio del 14.51 por ciento, aunque se logró blindara 405 colonias de los distritos I y II de Monterrey, al poniente de la ciudad, mientras el resto de los fraccionamientos en la ciudad sí resintió el aumento.

En su momento el tema generó polémica al igual que en esta ocasión, y Fernando Larrazabal esgrimió el mismo argumento que Arellanes: el rezago.

Durante una entrevista realizada el 28 de octubre de 2010 en Telediario Nocturno, Larrazabal aseguró que la decisión obedecía a que en nueve años no se había dado ningún incremento catastral, lo cual habría derivado en el crecimiento desmedido de la deuda municipal.

Así, el 24 de diciembre de 2010 el Congreso aprobó por 19 votos a favor, siete en contra y cuatro abstenciones la revalorización de los valores catastrales en Monterrey.

Como presidente de la comisión Primera de Hacienda y Desarrollo Municipal, el entonces diputado local panista, Martín López Cisneros, dijo que se trataba de uno de los dictámenes más complicados que habían tenido que consensar en esa legislatura.

Tres años después, Arellanes propone subir nuevamente los valores catastrales hasta 64 por ciento, con un promedio general de 8 por ciento.