Juez desconoce personalidad jurídica a abogado de prestanombres de casino

Se pone en tela de juicio la representación legal que buscaba acreditar Érick Garza Treviño.

Monterrey

La trama de la ruleta del casino La Fortuna parece no tener fin. El juez primero de Distrito de Coahuila, Óscar Alvarado Mendoza, dio un revés al abogado que representaba a los presuntos prestanombres del juez Luis Armando Jerezano Treviño, al desconocer su personalidad jurídica.

La resolución del juez, cuya copia posee MILENIO Monterrey, pone en tela de juicio la representación legal que buscaba acreditar Érick Garza Treviño, abogado que se hacía pasar como administrador único con el acta de asamblea presuntamente falsificada.

Con esta resolución, se robustece la legitimidad de los dueños de Recreaciones de Habilidades y Destreza, SA de CV, -operadora de la casa de apuestas–, como los son Francisco Sergio Jiménez Escobar, Pedro y Arturo Cardona Calderón, y Jesús González González. Estos tres últimos encarcelados en el penal de Cadereyta, por el presunto delito de despojo de su propio casino.

“Circunstancias que se consideran suficientes para concluir que el poder con el que el incidentista (Erick Garza Treviño)  pretende acreditar su personalidad resulte ineficaz para ellos para desconocer la personalidad de Francisco Sergio Jiménez Escobar, quien promovió el juicio de amparo.

“En razón de lo anterior, resulta infundado el incidente de falta de personalidad que promueve Erick Garza, al quedar de manifiesto que el representante legal de la parte quejosa (Francisco Sergio Jiménez Escobar) cuenta con facultades para promover el presente juicio de amparo y toda vez que el procedimiento de encontraba suspendido con motivo de los diversos recursos de queja se ordena reanudar el procedimiento”, dice la resolución.

El miércoles pasado, MILENIO Monterrey publicó que la Suprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada solicitó al Instituto Registral y Catastral de Nuevo León que el acta de asamblea presuntamente ilegal del casino no surta efectos legales o de administración por estar dentro de una averiguación previa.