¡Mucho, Juanga!

Luciendo una figura más delgada, el cantante se presentó anoche en la Arena Monterrey en el primero de sus dos conciertos, en donde dejó claro que tiene cuerda para rato.
El cantante no colocaba un disco en la primera posición desde 1997.
El cantante se entregó en cuerpo y alma. (Leonel Rocha)

Monterrey

Juan Gabriel demostró estar lleno de vitalidad para seguir cantándole a su público.

El intérprete mexicano presentó ayer por la noche el primer concierto de su gira "Volver 2014", de dos que tiene pactados en Monterrey, en donde dejó en claro haber superado el trago amargo que vivió a inicios de año por problemas de salud.

Presumiendo una notable delgadez, Juanga llegó para deleitar a su público que abarrotó la Arena Monterrey, en donde el cantautor se entregó por completo.

Un mariachi apareció previo a la aparición de "El Divo de Juárez", quien pisó el escenario a las 21:22 en medio de una gran ovación del público, a quien agradeció con besos y muestras de afecto.

"No vale la pena", "Caray" y "Esta noche voy a verla", fue el primer trío de canciones con las que Juan Gabriel dio inicio a una velada que estuvo llena de diversión y romanticismo.

Tal y como es su costumbre, Juan Gabriel venía dispuesto a echar la casa por la ventana, es por eso que en esta ocasión presentó una producción conformada por un escenario al centro del recinto, en donde se encontraban además del mariachi, 12 músicos y seis coristas.

"Siempre en mi mente" llegó acompañado de la nostalgia, misma que se impregnó entre los asistentes, quienes además corearon temas como "Mi fracaso".

En todo momento Alberto Aguilera, nombre real del artista, desató la emoción y gritos de los asistentes, más cuando presumió unos pasitos de baile muy sensuales al ritmo de "He venido a pedirte perdón".

"¿Estamos en Monterrey?" preguntó a los 16 mil asistentes para después dedicar en voz del mariachi "El Corrido de Monterrey" y para seguir con el estilo norteño remató con "Se me olvidó otra vez", acompañado de acordeón.

Vino el momento de brindar junto a la estrella de la noche y eso lo hicieron con mariachi, y cantando "Te voy a olvidar" y "La diferencia".

A sus 64 años se encuentra en un estado de salud inmejorable, pese a la neumonía que sufrió en abril, y lo demostró bailando junto a la cantante Paola Miranda "María José".

Pero el verdadero show de Juan Gabriel llegaría con "Te pareces tanto a mí", en donde se echó al bolsillo a los asistentes con sus divertidas señas.

Como una muestra del gran amor que siente por los regios, les dijo "Abrázame muy fuerte" y de ahí en adelante el romanticismo se apoderó de la noche y con él llegó "Amor eterno" y "Yo no nací para amar".

El final no pudo ser más espectacular y es que en esta parte llegaron éxitos como "Noa Noa" y "Querida".