“Las pinturas, una provocación a pensar el México actual”

El cineasta Jesús Mario Lozano plantea en 'La Sangre Bárbara' paralelismos entre las pinturas de la jerarquía social del siglo XVII y XVII.
El primero de sus tres documentales se presentó en el MHM.
El primero de sus tres documentales se presentó en el MHM. (Gustavo Mendoza)

Monterrey

Durante cinco años el cineasta regiomontano Jesús Mario Lozano pasó su tiempo entre filmaciones en la sierra norte del estado de Puebla, en la región del Yanga en Veracruz y en la Galería de Castas del Museo de Historia Mexicana (MHM).

Con este trabajo emprendió una búsqueda interesante: proponer paralelismos entre las pinturas de la jerarquía social del México los siglos XVII y XVIII con la situación actual de los grupos indígenas y afro descendientes.

El resultado es La sangre bárbara, el primero de tres documentales que se originaron a partir de esta búsqueda y que se proyectó la noche del jueves en el Museo de Historia Mexicana.

Mario Lozano, director de filmes como El país de los dioses o El banquete, resaltó en entrevista cómo existen similitudes entre la situación de los indígenas de la época Colonial con la actual, donde uno de los elementos que hoy persiste es su cualidad de resistencia de su estructura comunitaria y el respeto al medio ambiente.

En Sangre Bárbara te propones ligar dos momentos: las pinturas del siglo XVII y XVIII sobre las castas del Virreinato y la realidad de los indígenas que habitan en la sierra del estado de Puebla, ¿Cómo ligas ambos periodos?

Se buscó retomar las pinturas y de algún modo esta cultura de la Colonia, que como decía Octavio Paz el periodo colonial está como mal visto en la historia de México, como si fuera un tiempo en que no pasó nada.

Entonces ésa era la intención, retomar esta colección, que es impresionante, pero que no se quedara sólo en la contemplación estética sino que de algún modo nos dijera algo del México actual, de hacernos la pregunta si las castas siguen vigentes o es una mera anécdota del pasado. Y al final te das cuenta que sí, que prevalece esta jerarquización racial y continúa la discriminación a los indígenas, a los afro descendientes.

¿Qué paralelismos ves entre las pinturas y la actualidad, a pesar de que han pasado más de 300 años?

Pues el seguir creyendo que se puede jerarquizar a la población, y pensar que unos tienen más derechos que otros, pensar que unos tienen más oportunidades que otros y en donde sigue habiendo una sinrazón racial.

Realmente el proyecto de Castas pensaba registrar todos estos aspectos en un solo proyecto pero al final, dado el material que fui conformando desde la sierra norte de Puebla o la zona del Yanga en Veracruz, y cuando empecé a revisarlo decidimos separar los proyectos y darle su tiempo a cada uno de los testimonios.

¿Qué reflexión se obtiene de la organización comunitaria del pueblo náhuatl en la sierra norte del estado de Puebla donde trabajaste?

Cuando terminé este rodaje lo que me dije es que si hay esperanza en este país, está en estas comunidades porque tienen una relación con la naturaleza profunda, y se dan cuenta que destruyendo la naturaleza se destruyen a ellos mismos. Y este entendimiento de la colectividad, como un modo de defender sus creencias y su cosmogonía es fundamental, ahí la individualidad es secundaria lo principal es la colectividad y si en el país pensáramos más así creo que seríamos muy distintos.

Después de haber realizado este proyecto, ¿Cómo ves hoy la serie de cuadros de Castas y qué recomendaciones darías a las personas que asistan a esta sala del Museo de Historia Mexicana?

Siento que estas pinturas más que verlas desde una perspectiva histórica es una provocación a pensar el México actual y el del pasado.

Incluso en su tiempo no eran retratos de época, eran idealizaciones de la sociedad que creían se podía tener en el Nuevo Mundo pero que en realidad no son un documento exacto de lo que era la sociedad pues era más complejo.

Lo valioso de estas pinturas es que te abren la posibilidad de pensar qué es la sociedad mexicana y cuáles son los problemas que tiene.

-la�{g:'��

¿Buscas otra vez ser alcalde?

"Uno tiene que ser muy respetuoso de los tiempos electorales, no me puedo destapar, si me destapo me voy a congelar, y como está haciendo mucho frío mejor me quedo guardadito".

¿Pero sí tienes una aspiración para 2015?

"Siempre me ha gustado servir a la comunidad, efectivamente lo mío es el servicio público, yo jugaba a ser político (...), es mi vida, siempre me ha gustado el servicio público porque el servicio público es el instrumento ideal del bien común".