Irregularidad, en al menos 7 nombramientos del TSJ

Los implicados habrían recibido su cargo del presidente del Tribunal, Carlos Emilio Arenas Bátiz, aunque se encuentran legalmente impedidos para desempeñar dichas funciones.
El magistrado presidente pasó por alto la ley orgánica que le permite sólo proponer al personal.
El magistrado presidente pasó por alto la ley orgánica que le permite sólo proponer al personal. (Ricardo Alanís | Archivo)

Monterrey

Al menos 7 personas en el Poder Judicial han recibido por parte del presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Carlos Emilio Arenas Bátiz, nombramientos para los que legalmente están impedidos.

Hace unas semanas MILENIO Monterrey denunció que el ex candidato a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Eduardo Román González, ocupó de modo temporal la Secretaría auxiliar del Tribunal sin haber pasado por requisitos como el examen de aptitudes y sin contar con los requerimientos que exige la carrera judicial.

Sin embargo, no es el único, a la lista se unen ahora: José Antonio Garza López, secretario auxiliar; Gabriela Díaz Salinas, asistente jurídico; Mariana Franco Ortega, jefa de Transparencia administrativa; y Gloria Vanessa Adame Castillo, coordinadora Jurisdiccional.

Además de Brenda Lizeth González Lara, secretario Técnico y Cinthya Jazmín Mayorga Camarillo.

Todas estas personas fueron designadas por el magistrado Presidente, sin tomar en cuenta el artículo 16 de la ley orgánica del Poder Judicial del Estado, que señala que estos puestos deben decidirse mediante votación del Pleno y no de modo unilateral.

En el caso de José Antonio Garza la situación tiene más agravantes, ya que debía aprobar un examen de aptitud que jamás presentó, al igual que pasara con Eduardo Román González.

Este requisito está previsto en el artículo 129 de la mencionada ley y no fue tomado en cuenta por Arenas Bátiz.

Estas designaciones, las cuales datan de 7, 3 y 2 meses y medio a la fecha, han erogado 645 mil 376 pesos en concepto de salarios.

El magistrado Presidente pasó por alto que la ley orgánica le permite solamente proponer al personal que se desempeña en la Presidencia y en el Pleno del Tribunal, pero, como órgano colegiado, estas determinaciones deben someterse a votación de todos los integrantes del mismo.

Adicionalmente, los artículo 2, 33, 34 y 35 del Reglamento Interior del Tribunal Superior de Justicia del Estado, establecen que para el despacho de los asuntos de su comparecencia, la Presidencia y el Pleno, contarán con apoyo de secretario General de Acuerdos, secretarios Auxiliares y de la Dirección de Transparencia.

Tratándose del secretario General y los Auxiliares, el mismo artículo, en correlación los diversos 126 y 129 de la misma ley, señalan que tales servidores públicos, para acceder a esta categoría de la carrera judicial deben aprobar el examen de aptitud.