Insuficientes, argumentos de NL en caso ISN: experto

Los recursos legales contra alza en el impuesto que han sido ganados reflejan que ley es inconstitucional, dice Bernando Elizondo.
El Estado había recurrido a la SCJN.
El Estado había recurrido a la SCJN. (Jorge López)

Monterrey

El Gobierno de Nuevo León carecía de argumentos suficientes para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) atrajera el caso de los amparos contra el Impuesto Sobre Nóminas (ISN), consideró Bernardo Elizondo Ríos, presidente de la Academia Mexicana de Derecho Fiscal en Nuevo León.

"El único argumento del gobierno fue que esto le iba a representar un impacto en sus finanzas públicas, pero eso no es un argumento jurídico ni constitucional que amerite que la Corte se pronuncie sobre el tema, para eso existen mecanismos como es la contradicción de tesis. Ahora a quien le corresponde dictar sentencia es el Pleno de Circuito compuesto por 12 Magistrados que se reunirán en una sesión y serán ellos quienes definan quién tiene la razón", dijo.

El especialista explicó que la SCJN delegó en los Tribunales Colegiados de Circuito la facultad de resolver como órgano terminal como si cada tribunal colegiado fuera una pequeña Suprema Corte, de esta manera, estos tribunales colegiados de circuito tienen competencia para emitir sus fallos.

El hecho de que se estén ganando los juicios de amparos refleja que la ley es inconstitucional y que el Congreso debería bajar la tasa del ISN al 2 por ciento.

En opinión de Elizondo Ríos, de no cambiar los otros Tribunales Colegiados su criterio, de negar los amparos estarían violando la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, e incluso podría acarrearle un problema de responsabilidad administrativa por no respetar la jurisprudencia.

"Creo que se resolverán los amparos antes de que se cree la jurisprudencia. El Pleno de los Circuitos es un órgano nuevo, no han sacado ninguna sentencia y tienen un rezago de no sé cuántos contradicciones de tesis por resolver de todo el Circuito. A lo mejor se meten un año para resolver esa contradicción de tesis", expresó el fiscalista.

Elizondo Ríos planteó también el escenario donde esa contradicción de tesis puede quedar sin materia, es decir, pueda desaparecer la contradicción cuando los otros tribunales empiecen a conceder los amparos, o lo que es lo mismo, que se dé en automático.