Incumple Congreso local con agenda programada

Pese a que ellos mismos la propusieron, diputados locales no lograron cumplir la agenda, dejando en el olvido la Ley para Discapacitados, la de Deuda Pública y la recién creada Anticorrupción.
El tercer periodo finalizó el pasado 18 de diciembre.
El tercer periodo finalizó el pasado 18 de diciembre. (Roberto Alanís)

Monterrey

Aunque fue mucho más selectiva y más escueta que las dos anteriores, el Congreso del Estado volvió a incumplir con la agenda temática mínima que los mismos diputados se fijaron para el tercer periodo ordinario de sesiones de la actual legislatura, concluido el pasado 18 de diciembre.

El olvido de la creación de la Ley para Discapacitados, la nuevamente emplazada Ley de Deuda Pública y reformas a la recién creada Ley Anticorrupción, fueron las principales omisiones que los diputados locales tuvieron al momento de voltear a observar el cumplimiento de la agenda mínima que ellos mismos establecieron.

Previo al inicio de sesiones, el pasado mes de septiembre, las cinco bancadas que conforman el Congreso del Estado presentaron sus agendas mínimas, que posteriormente por acuerdo de los líderes de bancada concluyó con una propuesta que fue aprobada por el pleno iniciado el tercer periodo de sesiones.

Esta incluía la creación de cinco nuevas leyes, dos reformas constitucionales, tres reformas por adición y 14 asuntos ordinarios, que incluyen desde los presupuestos municipales hasta el paquete fiscal del estado y las aprobaciones de actualizaciones catastrales que finalmente no se dieron.

Sin embargo, los legisladores pasaron por alto la Ley para Discapacitados, que pretende ser la nueva legislación que obligue a estados y municipios a brindar verdaderos espacios para personas con capacidades distintas, basados en estudios técnicos y reales, y no como sucede ahora, en espacios que ni siquiera pueden ser utilizados por estas personas.

Además, los diputados declinaron de nueva cuenta en la creación de una Ley de Deuda Pública y concentraron sus esfuerzos en una serie de reformas que al final solamente obligan al Gobierno del Estado a transparentar su deuda pública.

Asimismo dejaron pasar otro periodo de sesiones sin actualizar y modernizar a las exigencias del marco jurídico del reglamento para el gobierno interior del Congreso, pese a que los mismos diputados de la actual legislatura han presentado al menos 10 reformas al respecto.

Por otro lado, durante los tres meses que duró el periodo ordinario de sesiones, los legisladores locales lograron sacar adelante las reformas constitucionales que hablan sobre las Candidaturas Independientes y también sobre la paridad de género.

Además, pusieron sobre la mesa de discusión, aunque sin buenos resultados, la Reforma Constitucional que permitiría la participación ciudadana en la entidad, y que como ya se sabe, terminó por no alcanzar los votos necesarios para su aprobación.