Incubus en Monterrey

La banda estadunidense calentó su nido en esta ciudad, donde anoche inició con éxito su gira por territorio mexicano.

Monterrey

Los integrantes de Incubus arrancaron su gira por el país eligiendo a la Sultana del Norte.

La banda originaria de Calabasas, California, presentó en la Arena Monterrey su más reciente producción titulada If not now, when?, del que se desprenden once canciones, además deleitaron a sus fans con un viaje de melodías de su historia musical.

El quinteto californiano que se caracteriza por la capacidad de combinar jazz, funk y metal con sonidos potentes de guitarras, que le dan intensidad a todas sus composiciones, con una carrera que incluye ocho álbumes desde 1995, conquistó a miles de fans.

El reloj marcó las 21:07 cuando las luces del recinto se apagaron para darle la bienvenida a Brandon Boyd, Mike Einziger, Jose Pasillas, Chirs Kilmore y Ben Kenney, quienes fueron recibidos por los asistentes con gritos ensordecedores y sonoras ovaciones.

El tema "Have you ever" sirvió para llenar de energía a los fanáticos que sólo estaba esperando las primeras notas musicales para estallar de gozo, aunque al inicio del concierto lucían butacas solas.

Minutos después, la agrupación interpretó "Megalomaniac", "Nice to know you", "Adolescents", "Made for TV movie", "Hello", melodías que llenaron de emoción a los regios, que poco a poco fueron llenando sus lugares.

"Muchas gracias, Monterrey. ¡Hola a todos, bienvenidos!", dijo Brandon Boyd, vocalista del grupo.

La banda, que festejó el décimo aniversario de la Arena Monterrey y que se presentará el 29 de noviembre en la Arena Ciudad de México, cautivó a los regios desde que comenzó la presentación hasta el final, pues no pararon de corear y bailar cada uno de los temas.

Las luces, el sonido y el semidesnudo del vocalista que se quitó la playera mostrando sus tatuajes fueron los elementos óptimos para que los fanáticos de la banda se pasaran una noche muy explosiva.

Dicen que lo mejor siempre llega al último, y anoche este dicho quedó como anillo al dedo, pues incluyeron en la recta final sus más grandes éxitos.

El público ya estaba entregado al grupo solamente bastaba colocar la cereza en el pastel, la cual llegó al ritmo de "Pardon me" y "Wish you were here", tema con el dieron el primer final.

Todo mundo quería quedarse y seguir escuchando a los estadunidenses pero el espectáculo llegó a su segundo y último final, no sin antes recordar "If not now when", "Crow" y "She so heavy", tema con el que los presentes quedaron literalmente afónicos.