Incierto, el destino final del Festival Santa Lucía

En su apartado del sitio web del Gobierno Estatal concerniente a su fideicomiso aparece la leyenda "en extinción".
El acceso a casi todo su programa era gratis y abierto al público.
El acceso a casi todo su programa era gratis y abierto al público. (Gustavo Mendoza)

Monterrey

El Festival Internacional de Santa Lucía ya prepara las actividades de su séptima edición, mientras que el Gobierno del Estado anunció la pronta desaparición del fideicomiso del Festival en su página de internet.

Desde esta semana se integró la frase "en proceso de extinción" a la liga del Fideicomiso del Festival Internacional de Santa Lucía (FISL) en la página electrónica www.nl.gob.mx/?P=gobiernoestatal#fideicomisos.

Esto no quiere decir que el festival desaparecerá o dejará de realizarse. La desaparición del fideicomiso sólo indicaría que el estado dejaría de administrar y distribuir los recursos del encuentro cultural. El festival también recibe apoyo federal, así como de patrocinadores para su organización.

La desaparición de los fideicomisos es una de las medidas que se estipularon para el Programa de Ordenamiento y Fortalecimiento Interno de las Finanzas (POFIF), pero en un recuento realizado en diciembre por MILENIO Monterrey no mencionaba el caso del Santa Lucía.

Incluso, en el ramo de cultura se había propuesto la fusión de los organismos culturales de Conarte y Tres Museos, así como del Fondo Editorial Nuevo León.

Para este año, el Presupuesto de Egresos del Estado otorgó 12 millones de pesos para la organización del evento, una cantidad similar a 2013, que se suman a los 10 millones que otorga el Conaculta.

El FISL se realiza desde 2008 como una extensión del Fórum Universal de las Culturas. Aunque su presupuesto inicial fue de 153 millones de pesos con más de un mes de duración.

En promedio organiza más de 200 actividades, la mayoría a través de agrupaciones locales. Un 95 por ciento de su cartelera es de entrada gratuita al público.

En su más reciente edición reunió a 15 mil personas en su clausura gracias a la agrupación Tambores de Yamato.

Al igual que el Santa Lucía, el Fideicomiso Zaragoza está en vías de desaparecer, y el Fideicomiso Parque Fundidora ya fue declarado como extinto, entre otros.