Imágenes de Kahlo revelaron la magnitud de la Fundidora

El artista alemán logró captar y difundir la capacidad tecnológica y productiva de la compañía, así como las condiciones en las que laboraban sus empleados

Monterrey

Tal vez Guillermo Kahlo no dimensionó lo importante que fueron sus fotografías para el futuro de la Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey.

El fotógrafo alemán radicado en México (padre de la pintora Frida Kahlo) fotografió a la Fundidora en dos momentos cruciales de su historia: en los primeros años de expansión (1909-1912) y en una segunda época, donde confirma sus lazos con el gobierno postrevolucionario (1924-1936).

Para Alberto Casillas Hernández, jefe del Archivo Histórico de Fundidora Monterrey, las fotografías de Kahlo permitieron que la naciente acerera regiomontana difundiera el alcance de su tecnología y producción en México.

En su primera visita, Kahlo se habría hospedado en el Hotel Acero –que hoy se ubicaría cercano al Lago Acero del actual Parque– lo que le permitiría moverse por toda la Fundidora cargando su equipo.

"Las fotografías de Kahlo buscaron dar a conocer el poder tecnológico de la empresa, de su capacidad productiva que podía llegar a laminar, en este caso rieles de ferrocarril y estructuras", comenta Casillas Hernández.

Las imágenes se publicaron por primera vez en la revista El Mundo Ilustrado, generando los primeros contratos de la Fundidora, gracias a la visión de publicidad que emprendió Adolfo Prieto.

La estructura del Palacio Legislativo (hoy Monumento a la Revolución), La Cámara de Diputados de 1910, el Mercado 16 de Septiembre (Toluca) y la ampliación de El Palacio de Hierro, cuentan con acero de Fundidora.

EXPONE DESVENTAJAS DE OBREROS

Las fotografías de Guillermo Kahlo dicen mucho más que sólo tecnología y grandes galerones de acero.

Gracias a la investigación documental, se puede determinar que el trabajo infantil se daba en los primeros años de la Fundidora y que los obreros no contaban con ninguna protección, por mencionar algunos datos.

"Las fotografías no te dicen mucho por sí solas, te agregan información cuando son auxiliadas por el documento. Lo que quizá no se dieron cuenta los propios fundadores y directivos es que mostraron las condiciones de inseguridad de la época, había el trabajo infantil; también te dice que un gran número de la tecnología era norteamericana", describe Casillas.

El trabajo de Guillermo Kahlo en el segundo periodo (1924-1936) vino a posicionar a la Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey como una empresa que apoyó la reconstrucción de la nación tras la guerra de la Revolución Mexicana.

Son 149 las imágenes que Kahlo tomó en los dos periodos que estuvo en la acerera regiomontana.