Ignoran autoridades regias recomendaciones del INAH

Aunque la instancia emitió oficios desde el año pasado para solicitar respeto al estilo arquitectónico en el proyecto del Pasaje Gourmet, las peticiones no han sido acatadas.
Sugieren adecuar el plan a las alturas de construcción establecidas.
Sugieren adecuar el plan a las alturas de construcción establecidas. (Victoria Félix)

Monterrey

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Nuevo León emitió una serie de recomendaciones sobre la construcción del Mercado Barrio Antiguo Centro Cultural Culinario, mismas que no se han respetado.

A través de una solicitud de transparencia propuesta por MILENIO Monterrey, el instituto entregó copia de oficios emitidos a la Secretaría de Desarrollo Urbano de Monterrey (Sedue), al representante de los propietarios del inmueble y al Instituto Municipal de Planeación Urbana y Convivencia de Monterrey (Implanc).

En dichos oficios, emitidos entre 2015 y 2016, se hacen recomendaciones y propuestas al proyecto del mercado, referente a respetar las alturas en la construcción, el uso de materiales y conservación del estilo arquitectónico para el proyecto.

Además, indica la necesidad de reponer el inmueble del siglo XX que se ubicaba en la calle Padre Mier, marcado con el 850 oriente, y que fue demolido para abrir un acceso a la construcción del mercado.

Los documentos

Uno de los primeros oficios tiene fecha del 29 de mayo de 2015 y está dirigido a Gabriel Todd Alanís, director del Implanc de Monterrey, bajo el folio 401 F (6)25 2015/85.

En el documento se establece el interés del INAH por detonar un proyecto como el mercado gracias al poder de “revitalización del Barrio Antiguo”. Sin embargo, señala propuestas emitidas por el Área de Monumentos Históricos.

“Que se respeten las alturas revisando la segunda planta del actual edificio que se aprecia como agregado y que podría retirarse para adecuarlo al nuevo proyecto. Los muros de la fachada del primer cuerpo son de sillar (…), por lo que se deben de conservar en su mayor parte”, se lee en el documento.

Sin embargo, esta condición no fue respetada y el inmueble con el número 835 de la calle Morelos fue demolido en su totalidad, a pesar de estar inscrito en el Catálogo de Inmuebles con Valor Histórico y Artístico de la Zona Protegida.

En otro documento bajo el folio 401 B (24) 68. CINL 113/2015, del 2 de julio de 2015, se dirige a Luis Medina, representante de los propietarios del inmueble, para que se reponga “el inmueble que se demolió de la calle Padre Mier ,respetando lo más posible su imagen y adecuándolo a las necesidades del mercado”.

También se solicita la presencia de un arqueólogo durante los trabajos de excavación. Ninguna de las medidas han sido cumplidas hasta ahora.

Los documentos aparecen fueron girados por la delegada del INAH en Nuevo León, Elsa Rodríguez García, y cuentan con las firmas de recibido del Implanc, la Sedue y la Junta de Conservación y Preservación del Barrio Antiguo.