IP tiene visión de gobernanza con la sociedad civil: experto

La falta de filtro que eran las cámaras podría traer molestias a la administración, consideró.
Esta semana visitaron el sitio.
Esta semana visitaron el sitio. (Roberto Alanís)

Monterrey

La visita de representantes del sector empresarial de la entidad al penal de Topo Chico muestra una nueva forma de relacionarse con el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, dijo Paulo Cuéllar, catedrático de la facultad de Trabajo Social de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Para el analista político la visita al penal es un claro ejemplo del debilitamiento de las cámaras empresariales. Ahora los empresarios están buscando una interlocución directa con el Gobierno.

El interés de los empresarios sobre el tema del penal viene porque los problemas sociales y de violencia están creciendo y les está afectando directamente en sus empresas.

"Está muy viva la llama de la responsabilidad social, y los empresarios están construyendo visiones de gobernanza con la sociedad civil, se han dado cuenta de que si los problemas sociales crecen habrá una afectación directa en sus empresas", indicó.

No obstante, la lectura política de este acto, Cuéllar la calificó como un tiro de gracia.

"No es común que se de este tipo de muestras tan directamente, cuando en el pasado esto se hacía a través de las cámaras empresariales, prácticamente las están ignorando", expresó el analista político.

Esto es definitivamente "un tiro de gracia para las cámaras empresariales", enfatizó Cuéllar al poner como ejemplo una muestra más que se dio hace unos meses cuando los alcaldes desairaron a las cámaras, en una revisión de la plataforma ¿Alcalde, cómo vamos?

Cuéllar calificó de grave y no sano lo que está pasando, dado que las cámaras empresariales jugaban el papel de ser un filtro de los problemas sociales y económicos y ahora sin este filtro le llegará directamente al Gobierno.

"Esto puede traer descontrol al Gobierno al no poder darle soluciones a esos pequeños problemas que las cámaras empresariales antes detenían, filtraban y en ocasiones con el apoyo del gobierno solucionaban", señaló el catedrático de la facultad de Trabajo Social.

Mencionó que el rol que ha asumido las cámaras empresariales es de una relación más amistosa con las autoridades y responde más a intereses políticos que a ponerse en una posición de contrapeso.