INAH asesorará a vecinos del centro

La dependencia federal dará capacitación en materia de restauración y sensibilización.
Los habitantes del primer cuadro pretenden salvar las edificaciones.
Los habitantes del primer cuadro pretenden salvar las edificaciones. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

Con la finalidad de generar mayor consciencia en la preservación de la arquitectura relevante del primer cuadro de la ciudad, el colectivo Vecinos del Centro de Monterrey trabajarán en conjunto con la delegación en Nuevo León del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En primera instancia la dependencia federal asesorará al grupo de ciudadanos en áreas como sensibilización al patrimonio arquitectónico y con asesoría básica en materia de restauración.

El acuerdo se logró tras una reunión que se realizó en presencia de 35 habitantes del centro de la ciudad, donde una de sus principales inquietudes era saber qué herramientas existen para frenar el deterioro de las casonas antiguas.

"La propuesta que lanzamos es que estamos muy interesados en adquirir conocimientos para darle mantenimiento y restauración a los edificios antiguos, mediante trabajo voluntario a lo que ellos (INAH) accedieron a apoyarnos", refirió Saúl Escobedo, integrante del grupo de Vecinos del Centro.

Como representante del Instituto de Antropología acudió Benjamín Valdez Fernández, coordinador de proyectos especiales, quien dialogó con el grupo de residentes.

Será en las próximas reuniones cuando se definan los talleres y el tipo de asesoría que brindaría la dependencia federal al grupo.

INAH destacó que en el primer cuadro de la ciudad se ubican poco más de mil construcciones con un valor histórico o artístico.

Escobedo indicó que la reunión se buscó desde hace unas semanas pues estaban interesados en conocer cuáles eran las funciones del INAH así como sus atribuciones en la ciudad y fue a través de Leticia Alvarado Fuentes que se pudo concretar la reunión entre la autoridad y los vecinos.

El punto de reunión de la agrupación tiene como sede una casona de la calle Isaac Garza y Porfirio Díaz, un sector que ha visto como en los últimos años se han demolido algunas edificaciones antiguas para convertirlas en estacionamientos.

"Es un tema que nos interesa a los vecinos, sabemos que hay un problema con los terrenos y las propiedades, con los dueños originales a los que no les interesan las propiedades pero a nosotros sí nos interesan, entonces buscamos ofrecer alternativas para que se protejan las construcciones".