Hospital San José cancelará servicio médico a Isssteleón

En el documento, del cual MILENIO Monterrey tiene copia, se detalla que la suspensión de los servicios médicos se debe al incumplimiento
Éste es el aviso que los derechohabientes pueden observar.
Éste es el aviso que los derechohabientes pueden observar. (Archivo)

Monterrey

Los empleados del Gobierno Estatal se quedarán sin servicios médicos del Hospital San José a partir del 5 de agosto, según lo dieron a conocer a través de una circular pegada en las paredes de sus consultorios.

En el documento, del cual MILENIO Monterrey tiene copia, se detalla que la suspensión de los servicios médicos se debe al incumplimiento de pago de las empresas a través de las cuales el Isssteleón proporciona consultas de manera subrogada mediante terceros.

“Con pena informamos que a partir del 5 de agosto se estarían suspendiendo los servicios hospitalarios a los derechohabientes de Isssteleón y sus familias.

“Lo anterior, por incumplimiento de pago de las empresas que tienen bajo su responsabilidad la prestación de ese servicio”, dice el texto.

Sin embargo, desde el 7 de noviembre pasado, Manuel Vital, director del Isssteleón, reveló un adeudo por 760 millones de pesos a los proveedores AXA Seguros, Comercializadora Médix y AR Médica, dicha cantidad, aseguró, no les fue proporcionada en la transición por parte de los funcionarios de la administración de Rodrigo Medina.

En esa ocasión, Vital sostuvo renegociaría los pasivos con los proveedores con el fin de que no se les suspendieran los servicios médicos a los trabajadores del Estado.

El contrato, apuntó, vencía el 31 de diciembre del 2015, pero adelantó la ley le permitía extender el contrato hasta nueve meses y en ese trance aprovechar para lanzar una nueva licitación en la que el Gobierno del Estado no se viera tan afectado.

“El contrato se termina en diciembre, pero hoy en día hay un pasivo muy fuerte que nos encontramos cuando llegamos al instituto;  (Isssteleón) debe de ese servicio 760 millones de pesos.

“La ley te faculta, tú puedes incrementar el contrato hasta en un 20 por ciento, entonces lo que haríamos sería cumplir con la ley, alargarnos lo que la ley nos permita y hacer un empate con los recursos que hay disponibles”, declaró Vital el 7 de noviembre pasado.

Según archivos periodísticos que datan del 6 de enero pasado, la administración de Rodrigo Medina dejó de pagar el subsidio desde octubre del 2014, situación por la cual el pasivo incrementó a los poco más de mil millones de pesos.

En ese momento, Manuel Vital informó que para finales del 2016 estarían cubriendo dicho pago.

“Pero falta la parte del déficit médico. Esa parte es un adeudo grande, son más de mil millones (de pesos) de déficit médico que no se han liquidado. Son aportaciones adicionales que hace el Gobierno. (Pero) dejaron de pagarlas desde octubre del año pasado (2014)”, detalló en su última aparición pública.

Pese a ello, el Hospital San José afirmó que atenderán a los derechohabientes que estén internados hasta que sean dados de alta.

“Si su estancia es prolongada se trasladarían a donde indiquen las empresas responsables del servicio.

“A los pacientes que se encuentren en estado crítico en terapia”, explican, “se trabajará con los médicos de Isssteleón para trasladaros a otros hospitales, siempre y cuando estén estables y no se ponga en riesgo su vida”.

Agregan que también corresponderá a las empresas antes mencionadas informar dónde recibirán, después del 5 de agosto, el servicio de hospitalización al Isssteleón.

Asimismo, los servicios de consulta se seguirán dando de manera regular en las áreas que cuentan para ello.

“Lamentamos esta situación que va más allá del espíritu de servicio que caracteriza al Hospital San José”, concluye el documento.

Hasta noviembre pasado, el número de derechohabientes en el Isssteleón era de 46 mil 500, así como 16 mil pensionados, de éstos los sindicalizados no entran en la prestación de servicios del Hospital San José, según lo decreta la firma de convenio que se dio el 11 de octubre del 2013 con la administración del ex gobernador Rodrigo Medina.