Pelea colegio en tribunal; se niega a pagar sanción

El Colegio Hills Institute fue multado por la Procuraduría de la Defensa del Consumidor y por la Secretaria de Educación tras expulsar a una niña de dos años que tiene dos papás.
El Hills Institute alega no haber actuado en forma discriminatoria.
El Hills Institute alega no haber actuado en forma discriminatoria. (Leonel Rocha/Archivo)

Monterrey

El Colegio Hills Institute pelea en el Tribunal Contencioso Administrativo la multa que le impusiera la Secretaría de Educación por incurrir en discriminación al expulsar a una pequeña de dos años que tiene dos papás.

Hace más de un año que MILENIO Monterrey, dio a conocer el caso en el que la pequeña Alejandra fue dada de baja de este plantel educativo a dos días del inicio del ciclo escolar 2013- 2014, debido a las actitudes homofóbicas de la directora y según palabras de los mismos dueños.

El colegio fue multado por la Procuraduría de la Defensa del Consumidor y también por la Secretaria de Educación; ésta última les ordenó el pago de 160 mil pesos en marzo de este año.

Fernando Elizondo García, abogado de Alex y Pepe, los papás de Alejandra, dio a conocer este procedimiento del que no habían sido enterados, debido a que las autoridades administrativas no quieren reconocer a la pareja como "tercero perjudicado", y por lo tanto, no les permiten acceso al caso.

"Nosotros nos enteramos porque he mantenido contacto las autoridades de Educación para ver si el colegio ya había pagado la multa, y fue como nos enteramos de esta demanda.

"El colegio está peleando la legalidad de la multa y nosotros fuimos al juzgado a pedir que nos tengan como terceros perjudicados, cosa que también había pedido el mismo colegio, pero el juzgado negó la solicitud, tanto a ellos como después a nosotros", explica Elizondo García.

El abogado comenta que según los tribunales, Alex y Pepe no tienen interés jurídico en la resolución si la multa es o no legal, y por lo tanto deba pagarse.

Por el momento la defensa sigue interponiendo algunos recursos para buscar formar parte del caso y poder así argumentar por qué la multa y su debido pago deben sostenerse.

El colegio Hills Institute se ha negado a pagar argumentando una serie de inconsistencias formales al momento de la emisión de la sanción, además de que siguen alegando que no hubo ninguna actuación que pudiera considerarse como discriminación en la expulsión de la niña.