Hallan a mujer mutilada en Juárez, NL

Los restos humanos estaban en un refrigerador dentro de un domicilio de la colonia Real de San José.
La dueña de la propiedad localizó los restos.
La dueña de la propiedad localizó los restos. (Especial)

Juárez

Una mujer fue descuartizada y sus restos fueron colocados en un refrigerador en un domicilio del municipio de Benito Juárez. Su cabeza fue encontrada el pasado mes de agosto envuelto en una toalla, en la autopista a Reynosa.

El hallazgo fue realizado cerca de las 14:00 de ayer por la dueña del domicilio ubicado en la calle Real de San Patricio 107, de la colonia Real de San José, quien acudió a abrir el domicilio porque éste se encontraba abandonado.

Sin embargo, grande fue su sorpresa cuando vio manchas de sangre en el refrigerador por lo que salió corriendo y pidió a un vecino que le prestara el teléfono y dio parte a la Policía de Juárez.

De inmediato se movilizaron los uniformados y al entrar al domicilio abrieron el refrigerador y encontraron los restos de la mujer en avanzado estado de putrefacción, pero no encontraron la cabeza.

Tras el hallazgo dieron parte a la Agencia Estatal de Investigaciones, quienes a su vez solicitaron la presencia de Servicios Periciales, quienes por más de ocho horas permanecieron en el interior de la vivienda recolectando todas las evidencias posibles, pues encontraron manchas de sangre por toda la casa.

Una fuente allegada a las investigaciones reveló que la cabeza de una mujer que fue encontrada envuelta en una toalla y entre los matorrales a la orilla de la autopista a Reynosa, pertenece a la mujer.

Por su parte, algunos vecinos refirieron que la mujer a la que conocían solamente como 'La Güera', tenía aproximadamente seis meses viviendo en esa casa, pero de repente dejaron de verla, así como a un hombre que vivía con ella.

Señalaron que era una persona bastante reservada y que solamente les contestaba el saludo cuando llegaban a encontrársela por la calle.

Por su parte, la dueña de la casa fue interrogada por elementos del grupo de Homicidios de la AEI para que aporte datos sobre la identificación de la mujer que vivía en esa casa y que presumen se trate de ella.