Guadalupe perdería 60 mdp por el retiro de la tenencia

El Ayuntamiento señala que es más conveniente seguir recaudando la contribución, dado que son pocos los ciudadanos que la pagan.
Cienfuegos pidió dejar a un lado los intereses políticos.
Cienfuegos pidió dejar a un lado los intereses políticos. (Archivo)

Monterrey

El alcalde de Guadalupe, Francisco Cienfuegos Martínez, indicó que con la eliminación de la tenencia, el municipio dejaría de recibir 60 millones de pesos al año, por lo que para el Ayuntamiento es mejor que se siga cobrando, pues recibe mayor beneficio.

El munícipe, en entrevista para Milenio Radio con María Elena Meza, dijo que, en cambio, si se redujera sólo un 20 por ciento, Guadalupe dejaría de recibir 12 millones de pesos; si disminuye un 30, entre 18 y 20 millones de pesos, y así sucesivamente.

"El municipio recibiría mayor beneficio (si se sigue cobrando), porque el porcentaje de guadalupenses que pagan tenencia es muy por abajo del beneficio que se recibe.

"A lo mejor Monterrey o San Pedro, que son los que más pagan tenencia, se pueden ver beneficiados porque lo que se les aplica en Servicios Públicos o Seguridad Pública lo están pagando. En Guadalupe son menos los que pagan y es más el ingreso que se recibe, alrededor de 60 millones de pesos anuales", mencionó.

Dijo que una opción es que se reduzca en un 20 por ciento.

"Yo creo que la tenencia en este año puede tener una reducción, no del total de lo que se había planteado, pero puede tener una reducción y se estarían dejando de recibir entre 10 y 12 millones".

Señaló que la postura de la Asociación Metropolitana de Alcaldes es que el gobernador y los diputados dejen los intereses políticos y vean el interés público.

"Al interior de la Asociación Metropolitana de alcaldes, donde ahora me toca a mi fungir como representante, nuestra postura es muy sencilla, tiene que el Congreso del Estado y el Ejecutivo dejar a un lado los intereses particulares o políticos y anteponer el interés público. Tenemos que pensar en los que representamos y cuál es la situación actual".

Añadió que el gobernador, a diferencia de los alcaldes, tiene seis años para cumplir con sus promesas de campaña.

"Un alcalde tiene 36 meses, un gobernador tiene 72 meses para cumplir sus compromisos, no se tienen que cumplir en el segundo mes.

"Eso es por falta de diálogo, tienen que tener una coordinación el Legislativo y el Ejecutivo para poder en conjunto autorizar un presupuesto, no de interés político, de interés público; lo que se puede, se puede", declaró Cienfuegos Martínez.