Guadalupe "le da largas" a sancionar anomalías

En noviembre del año pasado se envió un oficio para que el municipio investigara irregularidades en la gestión 2009-2012.
Se buscará la intervención de la Secretaría de la Función Pública federal, informó la ASENL.
Se buscará la intervención de la Secretaría de la Función Pública federal, informó la ASENL. (Leonel Rocha)

Monterrey

La actual administración del municipio de Guadalupe ha solapado a funcionarios de la administración anterior al no promover como se lo solicitara la Auditoría Superior del Estado de Nuevo León (ASENL) el fincamiento de responsabilidades por malos manejos en la gestión 2009-2012.

Derivado del Informe de Resultados entregado por el órgano fiscalizador al Congreso local, se desprende que el 6 de noviembre de 2012 envió el oficio de promoción ASENL-PFRA-CP2011-MU24-013/2012, para que se llevaran a cabo las investigaciones, y en su caso dieran inicio los procedimientos administrativos y se aplicaran las sanciones a los responsables de los hechos.

Hacia agosto de 2013 se requirió a la administración contar con seguimiento del caso, y la respuesta de la autoridad guadalupense, realizada el día 21 del mismo mes, fue: “A la fecha, se continúa con el proceso hasta la conclusión resolutoria de los procedimientos de responsabilidad”.

Esta solicitud de fincamiento de responsabilidad se llevó a cabo luego de que la ASENL detectara 73 irregularidades no solventadas por un monto de 85 millones 686 mil pesos, según el informe de cuenta pública de 2012, además de fallas graves que se arrastraban desde un año anterior.

Se trata de una gestión donde tres personas distintas gobernaron este municipio: Ivonne Álvarez García, Carlos Rodríguez Padilla y César Garza Villarreal.

En el rubro de gestión financiera, la ASENL halló 30 irregularidades no solventadas por un monto de 42 millones 975 mil; mientras que en obra pública la suma es de 42 millones 893 mil pesos por 43 observaciones no solventadas de un total de 11.

Sin embargo, la cantidad de irregularidades de origen superó las 111 en diferentes rubros de auditoría, como Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Fondo de Pavimentación y Espacios Públicos Municipales.

En 38 casos se recomienda promoción de fincamiento de responsabilidades administrativas.

“Con motivo de la revisión de la Cuenta Pública en comento, este Órgano Superior de Fiscalización detectó irregularidades de las que se desprenden conductas u omisiones de servidores públicos del ente público, que contravienen las obligaciones de legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia que éstos deben de salvaguardar en el desempeño de sus funciones”, dice el informe en su resolutivo.

La Auditoría Superior del Estado de Nuevo León informó que además buscará la intervención de la Secretaría de la Función Pública del Gobierno Federal (SFP) en este caso.

Algunos detalles

12 millones 555 mil 854 pesos

En pagos a empresas que no se encontraban instaladas en el domicilio fiscal correspondiente. Auditores de la ASENL sólo encontraron casas abandonadas o domicilios particulares.

332 mil 837 pesos

En capacitación a regidores, que incluye pagos de matrículas, inscripciones, materias de posgrado y hasta cursos de alemán, mismos que no se encuentran en el Plan de Desarrollo Municipal.

1 millón 068 mil pesos

En vales de despensa y gasolina para todos los integrantes del Cabildo, prestaciones a las que por ley no tienen derecho.

11 millones 883 mil 238 pesos

En retenciones por prestación de servicios o productos a empleados municipales, que después no se pagaban a los proveedores correspondientes.

16 millones 169 mil 150 pesos

De pagos de proveedores que no cuentan con un contrato establecido ante las autoridades municipales.