Giran nueva orden de aprehensión contra ex director de Cereso de Apodaca

Ante esto, el ex funcionario y sus cómplices ganaron un amparo contra el delito de delincuencia organizada, por lo que podrían salir libres
Al centro, Gerónimo Miguel Andrés Martínez.
Al centro, Gerónimo Miguel Andrés Martínez. (EFE)

Monterrey

La Procuraduría General de la República giró una segunda orden de aprehensión contra el ex director del Cereso de Apodaca y nueve de sus cómplices, por considerarlos presuntos responsables de delitos cometidos por servidores públicos, en relación al múltiple homicidio y la fuga masiva de reos.

La orden de aprehensión fue solicitada por el juez quinto de distrito en materia penal, tras una solicitud por parte del agente del Ministerio Publico de la Seido que integró la averiguación del caso.

Dicho ordenamiento se notificó en el transcurso del fin de semana al ex director Gerónimo Miguel Andrés Martínez y sus coacusados Jesús Hernández Garay , Víctor Valdez García, Gilberto Monsiváis Palomo, Juan Hernández Hernández, Marco J. Jiménez, César García Hernández, Claudio Sánchez López, Víctor Romero Morales y Abel Erasmo López Gómez.

Ellos se encuentran internados en el penal del Topo Chico desde el mes de abril del 2012, cuando quedaron a disposición de la juez tercero de San Nicolás, quien les integra un proceso criminal por los mismos hechos, relacionados con el fuero común.

A pesar de que les giraron una segunda orden de aprehensión federal, el director del Cereso y tres de los nueve celadores, ganaron un amparo contra el delito de delincuencia organizada, por lo que ahora enfrentarán a dos de los tres ilícitos que les atribuyó la Procuraduría de Justicia.

Gerónimo Miguel Andrés Martínez y sus coacusados Marcos Ibarra Jiménez, Claudio Sánchez López y Juan Hernández Hernández consiguieron la protección de la justicia federal por parte del juez sexto de distrito en materia penal.

El funcionario federal consideró que no se había acreditado la plena responsabilidad de dichos acusados en el delito de delincuencia organizada y revocó el auto de formal prisión que habían recibido, en primera instancia, por parte de la juez tercera penal de San Nicolás.

Tras esta determinación, el ex director del reclusorio, Gerónimo Miguel Andrés, y sus cómplices obtienen una pena mínima, con la cual podrían incluso recibir un beneficio y salir libres, luego de ser arrestados como presuntos responsables de la fuga de 33 reos y la muerte de más de 40.

Actualmente ellos se encuentran recluidos en el penal del Topo Chico junto con los también ex celadores Jesús Hernández Garay , Víctor Valdez García, Gilberto Monsiváis Palomo, César García Hernández, Víctor Romero Morales y Abel Erasmo López Gómez.

Hace una semana, los 10 acusados fueron notificados de una orden de aprehensión que les giró el juez quinto de distrito en Materia Penal por considerarlos presuntos responsables de delitos cometidos por servidores públicos.

Ese ordenamiento lo solicitó el agente del Ministerio Público de la Subprocuraduría Especializada en Investigaciones de Delincuencia Organizada (Seido), que integró la averiguación de la presunta participación que tuvieron en el múltiple homicidio y fuga masiva.