Gerardo Ortiz arma un gran baile regio

Entre fuegos artificiales el llamado "Hijo de Sinaloa" se presentó ante los regios que esperaban con ansia su presencia en el escenario para escuchar sus éxitos.
Gerardo Ortiz fue el plato fuerte de la noche.
Gerardo Ortiz fue el plato fuerte de la noche. (Jorge López)

Monterrey

Gerardo Ortiz cantó y encantó a los regios.

Entre fuegos artificiales el llamado "Hijo de Sinaloa" se presentó ante los regios que esperaban con ansia su presencia en el escenario para escuchar sus éxitos.

El intérprete de 25 años de edad fue quien encabezó el baile denominado "El Evento Más Esperado del Siglo" y así fue, ya que miles de personas cantaron al ritmo de banda la madrugada del domingo en el estadio de beisbol.

Con un traje de corte vaquero, botas y sombrero color negro y un saco color dorado que resaltaba a metros de distancia, el cantante arribó al escenario en punto de la 01:00, acompañado por una banda y un grupo norteño.

"Mi gente, mi Monterrey, aquí estoy para ustedes. Gracias por estar aquí, gracias por desvelarse conmigo. Esta velada será única", expresó el cantante.

Los éxitos musicales del también compositor no se hicieron esperar, "Dámaso", "Mujer de piedra", "Amor confuso", "La última sombra", "Y me besa", lograron la euforia de los caballeros, pero al momento de interpretar "Perdóname", fue cuando las damas elevaron en júbilo.

Previo a la presentación de Gerardo Ortiz, Calibre 50 encendió motores con un incontable número de éxitos.

Temas como "Lo que nos pasó", "Lágrimas", "La balanza", "Me vale", "Qée será de mí", "Y te amo tanto", "Mujer, mujer" y hasta "Oye mi amor", tema original de Maná, desató la euforia de las fans. Con gran sencillez, los intrigantes de Calibre 50 consintieron a sus seguidores .