Gas Natural invertirá 150 mdp en Sinaloa

A la empresa le adjudicaron los contratos de Culiacán, Elota, Mazatlán y Navolato.
El combustible llegará a 1.5 millones de habitantes, informaron.
El combustible llegará a 1.5 millones de habitantes, informaron. (Leonel Rocha)

Monterrey

Gas Natural Fenosa informó que le fueron adjudicados contratos de suministro de gas natural de los municipios de Culiacán, Elota, Mazatlán y Navolato, en el estado de Sinaloa, lo que permitirá a 1.5 millones de habitantes del estado acceder al combustible.

Para lo cual, la compañía invertirá unos 150 millones de pesos en los primeros cinco años para la extensión de 680 kilómetros de red de distribución de gas natural en la región.

La nueva zona de distribución, denominada por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) como zona geográfica de Sinaloa, es colindante con el área recientemente adjudicada a Gas Natural Fenosa en los municipios de Ahome, Choix, El Fuerte, Guasave y Salvador Alvarado, en el mismo estado, lo que permitirá una distribución eficiente, a la vez que se crea una región altamente competitiva en materia de disponibilidad energética.

Sinaloa es el estado agrícola más importante de México.

"Empezamos 2015 con la gran responsabilidad de ampliar la distribución de un combustible esencial para el desarrollo del país y el bienestar de los sinaloenses. Este es un nuevo hito en el compromiso de Gas Natural Fenosa con la transformación del estado y con la calidad de vida de todos los mexicanos", aseguró Ángel Larraga, director general para México de Gas Natural
Fenosa.

La compañía señaló que los municipios mexicanos con disponibilidad de gas natural emplean al 15 por ciento del total de la mano de obra de la industria manufacturera del país y una tercera parte de todos sus activos fijos, Aquellos estados que cuentan con servicio de gas natural tienen un ingreso per cápita 50 por ciento mayor a las entidades que carecen de esta opción.

La empresa mencionó que las principales ciudades del mundo, desde Tokio a París, pasando por Bogotá, Nueva York, Río de Janeiro y Buenos Aires, cuentan desde hace décadas con el servicio de gas natural, lo que les ha permitido fortalecer su economía a la vez que disminuyen su huella de carbono, dado que el gas natural es una opción más limpia y segura que otros hidrocarburos.