En García, Sabinas Hidalgo y Ciénega sí aumentarán predial

Sabinas Hidalgo y Ciénega  tienen cerca de 16 años de no actualizar sus valores unitarios y catastrales.
Sesionaron durante siete horas.
Sesionaron durante siete horas. (Leonel Rocha)

Monterrey

Aunque inicialmente se dijo que no habría ni un solo peso de incremento al impuesto predial, finalmente los integrantes del Congreso del Estado acordaron autorizar un aumento de 5 por ciento para los municipios de Sabinas Hidalgo y Ciénega de Flores, y de entre 50 y 100 por ciento en el caso de zonas aledañas a avenidas principales del municipio de García.

Los legisladores locales aprobaron las leyes de ingresos de los 51 municipios del estado estableciendo un incremento general de un 4 por ciento en sus presupuestos en comparación con el presente año.

Sin embargo, la aprobación de estos expedientes incluyó la autorización para que Ciénega de Flores y de Sabinas Hidalgo, considerados de ultracrecimiento, puedan actualizar sus valores catastrales en un máximo de un cinco por ciento, debido a que estos ayuntamientos tienen cerca de 16 años de no actualizar sus valores unitarios y catastrales.

El diputado local del PRI, Carlos Barona Morales, presentó un voto particular para modificar la Ley de Ingresos de García, a fin de actualizar los valores catastrales de algunas colonias, pero principalmente para centros comerciales construidos cerca de los límites con avenidas principales.

Se trata de las zonas ubicadas en el tramo que corresponde al municipio, de la avenida Lincoln, así como del Libramiento Noroeste, entre los límites con Escobedo y Santa Catarina y la avenida principal del municipio.

Las bancadas legislativas acordaron permitir techos de deuda de hasta 10 por ciento de sus presupuestos a cuatro municipios, dos de ellos gobernados por el PRI y dos por el PAN, que habían solicitado sin éxito el aumento en su impuesto predial.

Se trata de Escobedo y Apodaca, por parte del PRI, así como Santa Catarina y Juárez, encabezados por el partido albiazul.

En el caso de Apodaca, se le autorizó 10 por ciento de financiamiento con relación a su presupuesto, que oscila en los mil 400 millones de pesos, mientras que a Escobedo se le autorizó la posibilidad de adquirir nuevos financiamientos hasta por 9 por ciento de sus ingresos, es decir, cerca de 83 de los poco más de 900 millones de presupuesto anual con el que cuenta.

En tanto, el municipio de Santa Catarina recibió la autorización para adquirir nuevos pasivos con un techo de deuda de hasta por 72 millones de pesos, equivalente a 10 por ciento de su presupuesto, al igual que al municipio de Juárez. En ambos casos, obedece a la solicitud que realizaron inicialmente a los diputados locales.