Ganadero murió a consecuencia de una contusión en el cráneo

Por el momento las autoridades investigan el móvil del crimen y, aunque se pudiera suponer una línea ligada al crimen organizado, no se descarta que se haya tratado de alguna venganza.
Flores Reyes fue encontrado en la carretera Monterrey- Reynosa.
Flores Reyes fue encontrado en la carretera Monterrey- Reynosa. (Archivo)

Monterrey

Médicos forenses de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León establecieron que Flores Reyes, murió a causa de una contusión profunda de cráneo.

Por el momento las autoridades investigan el móvil del crimen y, aunque se pudiera suponer una línea ligada al crimen organizado, no se descarta que se haya tratado de alguna venganza.

El personal de la Agencia Estatal de Investigaciones asignado a este caso descubrió que la víctima enfrentó algunos conflictos de índole familiar o sentimental durante el año pasado.

Sin embargo, no desechan la posibilidad de que haya sido blanco de presiones por parte de delincuentes de la frontera, por el cobro de cuota o piso.

Los estudios periciales practicados en el Servicio Médico Forense revelaron que el ganadero de 43 años sufrió severos golpes en la cabeza, que a la postre le provocaron la muerte.

También le detectaron diversos golpes y otras lesiones que hacen suponer que fue víctima de torturas.

Trascendió que el personal investigador de Nuevo León intercambia información con la Policía de Tamaulipas, en un afán por conocer las actividades, modo de vida y relaciones que tenía Flores Reyes.

El ganadero fue encontrado sin vida poco antes del mediodía del martes 19 de mayo, en una zona despoblada del municipio de General Bravo, Nuevo León.

El hallazgo se dio a la altura del kilómetro 161 de la carretera libre Monterrey-Reynosa, a unos 20 kilómetros de los límites de ambos estados.

Fueron algunos automovilistas que circulaban por ese sector del nororiente de Nuevo León quienes visualizaron a la persona "encobijada" y avisaron a las autoridades policiacas.

Se estableció que el ahora occiso era originario de San Luis Potosí, aunque tenía varios años radicando en Reynosa, donde se dedicaba a la compra y venta de ganado.

Fuentes policiacas señalaron que, según la versión de familiares del ganadero, él no tenía problemas con nadie.