Fotógrafo lamenta el cambio de ubicación

El cambiar a la escuela Adolfo Prieto de sitio interrumpiría el ritmo que se tenía y el impulso que se había logrado con cada uno de los alumnos y maestros, según explicó José Herrera.

Monterrey

Desde hace más de 20 años, Juan José Herrera ha tenido un amor infinito hacia las artes, principalmente a la fotografía.

Su gusto por plasmar momentos en imágenes lo llevó a ingresar al Centro de Experimentación Gráfica, que años más adelante se mudó a la Escuela de Artes Adolfo Prieto, a donde había asistido desde hace cinco años.

Juan Jo, como es conocido en la Adolfo Prieto, expresó su rechazo hacia el cambio de sede de la institución artística.

"Es una lástima que se tomen este tipo de decisiones (mudar la escuela Adolfo Prieto) sin tomar en cuenta a la comunidad artística, son decisiones que truncan el desarrollo de muchas carreras de formación", dijo el artista.

El cambiar a la escuela Adolfo Prieto de sitio interrumpiría el ritmo que se tenía y el impulso que se había logrado con cada uno de los alumnos y maestros, según explicó.

"Pues lo que sucede con esto de reubicar hacia el interior del parque interrumpe procesos que apenas se están gestando, hemos tenido muchos programas y otros que van arrancar y que la escuela ofrecía el espacio para este tipo de encuentros y al moverlo o cortar el ritmo lo que hace es que interrumpen el impulso que se venía dando", señaló.

Para el artista, es triste que el estado entregue espacios públicos que corresponden a la cultura.

"A pesar de que el estado se jacta de ser un estado que avanza, no le da el lugar que se merece a la cultura, que no le dé los espacios públicos dignos para el desarrollo de las artes a las instituciones que lo deben de utilizar", comentó Juan José Herrera.