“Ojalá salga un candidato independiente a dar batalla”

El empresario Fernando Turner asegura que los aspirantes del PRI y el PAN no cumplen con el perfil para ocupar el cargo de gobernador.
Para Turner, Ildefonso Guajardo tenía un perfil más adecuado.
Para Turner, Ildefonso Guajardo tenía un perfil más adecuado. (Carlos Rangel/Archivo)

Monterrey

Tanto el Partido Acción Nacional como el Partido Revolucionario Institucional quedaron a deber a la ciudadanía en este proceso de elección de sus precandidatos a la gubernatura, consideró el empersario Fernando Turner Dávila, al mencionar que Nuevo León vive actualmente grandes desafíos, por lo que el futuro gobernador o gobernadora de la entidad debe tener un perfil técnico para ostentar el cargo.

El presidente de la Asociación de Empresarios Independientes (ANEI), dijo que el que gane estas elecciones deberá tener experiencia en los negocios, en la ciencia, en la cultura y no un perfil tradicional basado en la popularidad y la imagen.

En entrevista telefónica, el empresario manifestó que su apuesta electoral en Nuevo León estará en los ciudadanos que buscan registrar su candidatura independiente y no en las propuestas del bipartidismo, es decir, los candidatos del Revolucionario Institucional y Acción Nacional.

Asimismo, lamentó que para hacer campaña política se requiera de grandes cantidades de dinero, el cual es una evidente diferencia entre los candidatos de los partidos y los independientes.

"Para poder competir hay que inyectarle varios cientos de millones de pesos y los políticos sacan ese dinero de las mismas arcas públicas, así que ante esa enorme desventaja no se puede competir", señaló.

Según Turner Dávila, durante el proceso electoral se reactiva todo un aparato de mercadotecnia para la compra de votos donde los medios de comunicación se alinean y tienen un papel preponderante.

¿Qué preparación debe tener el futuro gobernador?

El perfil de un Gobernador del Estado, tiene que ser una persona con un grado de preparación superior, con una experiencia muy amplia en las cuestiones no solamente locales sino nacionales e internacionales, con conocimientos en negocios, en la cultura, en la ciencia, no quedarse sólo con un perfil tradicional como los del pasado basado en la popularidad e imagen. Entonces tanto el PAN como el PRI nos quedan a deber a la ciudadanía.

La persona debe de ser bien leída, bien viajada, bien relacionada, conocida en los círculos de influencia nacional e internacional y respetada por sus logros y no por su popularidad. En ese caso, insisto, ambos personajes (Ivonne Álvarez y Margarita Arellanes) se quedan cortos y muy probablemente esto se vaya a sufrir en los siguientes años como lo hemos sufrido en los últimos.

La oferta que están presentando es muy inferior a lo que requiere el estado y el país.

¿El optar por este modelo de candidatos populares qué implicaciones traerá?

Vivimos un momento difícil a nivel país y en el Estado, se ha complicado por el estancamiento económico y juntado con un rompimiento de la gobernabilidad en el país.

Además de padecer una especie de autismo, es decir, como que se dicen las cosas pero no se escuchan.

Hay una situación de gran desánimo debido a la falta de decisiones concretas que estén dirigidas a satisfacer las demandas de la gente, realmente estamos viviendo una época de parches, de apariencias de simulaciones.

La farsa del PRI de unidad data de 1960 o 1970; el ungimiento de Ivonne Álvarez en la Ciudad de México es muy lastimoso para un estado como Nuevo León que se dista de ser un estado avanzado.

Sí lastima el hecho de que no vemos mejora sustancial y los problemas se siguen acumulando, la gente sigue cada día en estrechez económica. Entonces tendremos más de todo esto.

Ojalá que en este proceso salga un candidato independiente para dar la batalla.

¿Lo apoyaría?

Por supuesto, las candidaturas independientes es la gran apuesta al menos de mi parte, sobre todo si traen una agenda de cambio en la forma de hacer las cosas.

¿Le hubiera gustado más Ildefonso Guajardo como candidato del PRI?

Ildefonso Guajardo Villarreal, tiene un perfil más adecuado al Estado, conoce bien el tema económico, y tiene un perfil más de acuerdo al sector empresarial, pero entiendo que le falta el anclaje popular.