Ven con cautela plan de FEMSA hacia gasolineras

Analistas de Invex consideran que esta incursión por parte de FEMSA implicará una dilución en los márgenes de FEMSA Comercio, debido a que las tiendas Oxxo tienen un margen mayor.
Tienda  Oxxo.
Oxxo tiene presencia en miles de expendios de combustible. (Archivo)

Monterrey

Analistas ven con cautela el anuncio que hizo FEMSA de adquirir las 227 franquicias de Pemex para entrar al negocio de gasolineras, dado que este movimiento implica la entrada formal a un segmento con potencial de crecimiento, pero a su vez con ciertas complejidades; entre estas un menor margen respecto a las operaciones actuales, aunado al monto asociado a la apertura de tiendas.

Analistas de Invex, casa de bolsa consideran que esta incursión por parte de FEMSA implicará una dilución en los márgenes de FEMSA Comercio, debido a que las tiendas Oxxo tienen un margen mayor.

Mencionaron que todo dependerá de los requerimientos de inversión y cómo esto podría comprometer el crecimiento del resto de los negocios de la compañía.

"La administración de FEMSA ha señalado que cuenta con los requerimientos necesarios para hacer la compra de las 227 estaciones de servicio; una inversión que además sería menor dado la estructura actual del negocio en sus estados financieros", añadieron los analistas.

La expansión de este negocio estará orientada hacia el concepto de arrendamiento de activos, en lugar de su adquisición, reduciendo los requerimientos de capital hacia delante.

Señalaron que existe una base actual fragmentada de propietarios de franquicias que podrían ser sujeto de compra (haciendo que la inversión inicial sea mucho menor), considerando además las relaciones comerciales que ya existen con algunos de ellos a través de las cerca de dos mil 500 gasolineras con una tienda Oxxo.

Más allá de la presión de márgenes, los retos para FEMSA son relevantes en medio de una industria que se volverá más competitiva a raíz de los cambios derivados de la reforma energética.

Dado que a partir de 2017 Pemex dejará de ser la única marca de gasolineras en el país y se dará paso a la entrada de jugadores internacionales.

Respecto al riesgo operacional de un negocio distinto al del principal generador de ingresos de la división, los analistas comentaron que este se ve minimizado al ser una operación de menor tamaño.