Está preparado en caso de no ser el 'gallo'

Cantú espera una votación reñida el próximo domingo; en tanto, evade el tema de su alianza con el Grupo San Nicolás.
Felipe de Jesús Cantú.
Felipe de Jesús Cantú (Roberto Alanís)

Monterrey

Una contienda muy cerrada, donde debió haber tres candidatos, es la que espera Felipe de Jesús Cantú Rodríguez para este domingo, cuando el panismo de Nuevo León elija quién será el abanderado hacia la gubernatura del Estado.

"Estoy preparado para no ganar, estoy preparado para cualquiera de los dos resultados desde que decidí inscribirme, sabía que hay dos resultados probables, quien no está preparado para esto, no tiene por qué participar", dijo el aspirante.

En caso de no ser favorecido con la votación, dice que jugará el papel que su partido le pida dentro de las elecciones, en la campaña estatal, en las municipales, o en una federal, pero afirmó que cumplirá su palabra de unidad y trabajo por el partido.

Si bien la campaña de Cantú Rodríguez tomó fuerza en las últimas dos semanas, el ex alcalde de Monterrey asegura que era un escenario que ya veía venir, por ello siempre insistió en participar por la gubernatura y no por otro puesto.

Cuestionado sobre su alianza con el Grupo San Nicolás, cuando en otros tiempos criticó severamente sus prácticas, prefirió evadir directamente la pregunta y señalar que espera un voto en conciencia de cada militante panista.

"Yo lo que he convocado es a que se haga un voto en conciencia, individualmente todos los pueden hacer, yo pedí que no hubiera celulares en las casillas y esto es con el fin de que nadie pudiera ser presionado a comprobar por quién votó y lo haga con absoluta libertad y entonces no importa si perteneces a un grupo u a otro, mientras tengas la libertad de votar por quien quieras.

"Yo aspiro a tener la mayor cantidad de votos, no la mayor cantidad de grupos", insistió.

Sin embargo, lamenta la falta de un tercer contrincante en la contienda y afirma que esto hubiera hecho menos notorios los "cambios de rumbo" en cuanto al voto de los militantes.

Confiesa que subió el tono de las declaraciones ante la inminencia del proceso interno y la falta de un debate con su contrincante, Margarita Arellanes Cervantes.

"Se dio esto porque hay diferentes métodos para atraer el voto y cuando sientes que no lo estás captando pues empieza a haber señalamientos, sobre todo porque se haya cancelado el debate en la última semana y pues la desesperación a escasos ocho días que se acabara la precampaña

"Y entonces queríamos manifestar algunas cosas que seguramente se hubieran manifestado en el propio debate, es una coyuntura y esta te permite manifestar lo que piensas", reconoce.

Dice que no se siente en desventaja ante una contienda interna donde compite con una mujer con altos índices de popularidad, y la posibilidad de ir a la elección constitucional con Ivonne Álvarez.

"No, de ninguna manera, por el contrario, creo que precisamente la paridad de género implicaría que los dos principales partidos el PRI y el PAN tuvieran mujer y hombre, porque eso sería el 50 por ciento de los contendientes y me da la ventaja".

Datos

-Una de las cosas que lamenta el ex alcalde sobre la presente contienda interna es la falta de un tercer adversario.

-Afirma que tuvo que subir de tono sus declaraciones durante los últimos días ante la falta de un debate con Margarita Arellanes.

-Para llegar a la gubernatura tendrá que vencer a dos mujeres con alta popularidad, pero no se siente en desventaja.