Fedeco cuestiona reforma contra alcohol

El objetivo es disuadir a los conductores de beber, no meterlos a la cárcel, señaló.

Monterrey

Los diputados locales deben comenzar por pensar en penas cortas antes de enviar directo a la cárcel, sin fianza, a una persona que asesine a una persona por conducir en estado de ebriedad, señaló Gilberto Marcos de la Federación de Colonos Fedeco), en Nuevo León.

Consideró elevadas las sanciones que planean imponerse por este delito, pues en su consideración deben comenzar por sanciones cortas que ayuden a desalentar el conducir un vehículo bajo los influjos del alcohol o una droga.

“Deberíamos haber empezado con un sentencia menor, y ver si de esa manera se disuade el consumo del abuso del alcohol al conducir y evitar que haya más muertes.

“No sólo se trata de que alguien deje de conducir estando con alcohol en sus sangre, lo ideal hubiera sido haber empezado con algo leve para ver si así se disuade”, puntualizó.

El viernes de la semana pasado los diputados de la Comisión de Justicia y Seguridad Pública del Congreso del Estado aprobaron una reforma al Código Penal a fin de incrementar las sanciones a 3 o 9 años de cárcel, sin derecho a fianza, a quien dé muerte a una o más personas en un accidente vial, y que se encuentre bajo los efectos del alcohol u otra droga.

La reforma es a los artículos 66 y 68 del Código Penal, los cuales actualmente contemplan sanciones de entre uno a seis años de prisión.