¡Fascinante!

Una vez más Sarah Brightman hipnotizó a un público exigente que reconoció su monumental espectáculo musical con una gran ovación.

Monterrey

Su sola voz ha hipnotizado a millones de personas y una vez más los regios pudieron disfrutar de la voz de la soprano Sarah Brightman que se presentó la noche del jueves en la Arena Monterrey, que estaba festejando su décimo aniversario.

El reloj marcó las 20:45 cuando las cortinas del escenario se abrieron para admirar una gigantesca pantalla, al centro y elevada se encontraba la musa inspiradora de Andrew Loyd Weber, lista para interpretar "Angel".

Sarah Brigthman arrancaba de manera oficial su gira 2013 por México.

Ataviada con un vestido color plateado y en su cabeza una corona, la cantante daba las primeras cátedras del porqué es considerada de las mejores voces del mundo.

El público se quedó maravillado con la sincronía de los efectos de la gran pantalla a los movimientos de Brightman , juntos con el sentido de la canción.

"Buenas noches, damas y caballeros, bienvenidos Dreamchaser", fueron las primeras palabras que entabló con el público en un claro español para después interpretar "Hijo de la Luna" y "Beautiful Day".

"Gracias, damas y caballeros. Estoy muy feliz de estar con ustedes y que me acompañen esta noche. Ahora les quiero presentar a un gran cantante, Erkan Aki", y después Brightman dio paso a "Canto a la Tierra".

A los acordes "Nessum Dorma" se llevó uno de los momentos cumbres de la velada, aquí mostró uno de los vestuarios más sorprendentes aunado al atuendo negro con extensiones en cristales, que terminó con el público de pie aplaudiéndole.

El espectáculo constó de un intermedio de 22 minutos para después recetar otra dosis de temas interpretado "Closer", "Breather Me", "Figlio Perduto", "Scarborough Fair", "A Song of India".

Para este momento Sarah ya nos había transportado desde la Luna, a una intensa lluvia y hasta al espacio, con las proyecciones en la pantalla.

Uno de los momento más especiales fue al escuchar el órgano de aquel tema que la inmortalizó con el papel de "Cryste" del "Fantasma de la Ópera".

Aquí una vez más Erkan Aki le ayudó para interpretar las líneas del emblemático personaje.

Con toda la Arena de pie, Sarah agradeció a los presentes que la hayan acompañado a la velada; el comienzo del final daba paso con "Time to say Goodbye".

Las cortinas se cerraron cerca de las 23:00, pero el público no dejó que se fuera, regresó un par de minutos después para interpretar sus últimos tres temas "Venus and Mars", "Deliver me" y "A question of honour".

A Detalle

-8 cambios de vestuario.

-Interpretó en inglés, español y japonés.

-Cuatro músicos.

-Dos bailarinas.

-Una gran pantalla cóncava.

-Medio centenar de luces robóticas.

-El público se puso de pie en diversas ocasiones para aplaudirla.