Falta voluntad de alcaldes para mando único, afirma

Presenta Manuel Mondragón esquema en el que la Policía Federal dividirá su operación en el país a través de cinco regiones.
La corporación federal cambiará su forma de coordinación.
La corporación federal cambiará su forma de coordinación. (Archivo)

Monterrey

No todos los estados han logrado reunir las condiciones para aplicar el mando único policial, y a veces falta "voluntad, por qué no decirlo, política de los alcaldes", por lo que es necesario definirlo, al menos en lo que se refiere a los tiempos en que debe estar listo, enfatizó el comisionado Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón y Kalb.

Al término de la reunión de Secretarios de Seguridad del País, el responsable de las políticas de seguridad pública a nivel nacional aclaró que mientras algunas entidades han logrado establecer los requisitos para un mando único, otras todavía necesitan que se les explique.

"No es lo mismo un estado que pudiera tener la voluntad, ¿por que no decirlo?, política de los presidente municipales con el Gobierno, y de los Secretarios de Seguridad Pública, a quienes en un momento dado pudieran rechazar esto".

No es sólo cuestión de voluntad, aclaró, porque mientras algunas entidades pudieran tener 15 municipios, otros tienen 300, y aparte interviene la cuestión geográfica y orográfica, que dificulta la comunicación, y por tanto, la coordinación.

"El sistema tomará nuevamente esto, que si estableciera protocolos y tiempo, porque finalmente, cuando sí se va a tener esto. Una cosa es decir: no tenemos ahora tiempo, puede cambiar; pero otra cosa es decir: no sabemos cuándo. Sí tenemos que poner tiempos", recalcó Mondragón y Kalb.

En el caso de Nuevo León, todo se tiene listo para la creación de ese mando policial.

De hecho, el Comisionado de Seguridad Pública alabó el trabajo que se ha hecho en Nuevo León, con una depuración policiaca a fondo, y la creación de una fuerza policiaca con 3 mil 500 elementos, que llegará a seis mil.

Pese a ello, dijo, seguirá la presencia federal en la entidad, como apoyo a la Fuerza Civil.

Durante la reunión, se les informó a los secretarios de la nueva regionalización que tendrá la Policía Federal, que ahora divide al país en cinco partes, con un coordinador por cada una, que estará en contacto directo y permanente con el gobernador de cada entidad, para mantener la vinculación entre estados y Federación y mejorar la coordinación en el combate a la delincuencia.

Según informó, se nombraron cinco directores regionales, "en lugar de que hubiera un mando para las 31 entidades y el Distrito Federal, ahora hay cinco regiones y cada mando regional tiene a su cargo los cinco, seis, o siete estados dentro de la región".

Estos directores deben trabajar en la coordinación con las autoridades estatales y municipales, y mantener un contacto directo con los gobernadores de las entidades que conformen su región, explicó el funcionario federal.

Mondragón y Kalb reconoció que no ha sido tarea fácil depurar las corporaciones policiacas y erradicar la influencia del crimen organizado en las instituciones, pero se ha ido avanzando.

Se ha trabajado en el análisis y evaluación de cada uno de los policías, viendo el control de confianza, expedientes, hoja de servicios, entrevistas personales y así se elige a quienes tienen la mejor calificación.

Pero, advirtió, no habrá una buena Policía mientras no se tenga la capacidad de control absoluto, para lo cual trabajarán en crear cuadrantes, sobre todo en la ciudades.