FIL registra menos visitantes, pero más ventas

La Feria Internacional del Libro de Monterrey informa que hasta las 15:00 de hoy habían acudido 210 mil personas al evento realizado en Cintermex; 82 por ciento de personas entrevistadas aseguró ...

Monterrey

Lo digital no sólo llega a través de los “ebooks” a la Feria Internacional del Libro de Monterrey, pues en la edición 23 se utilizó un nuevo sistema de conteo de visitas basado en cámaras y sensores colocados en las entradas del evento.

Reemplazando al sistema de conteo manual, el evento organizado del Tecnológico de Monterrey empleó de varios dispositivos electrónicos de reconocimiento de personas y algoritmos, con la finalidad de obtener un número de mayor precisión en los ingresos.

El resultado, quizás el más exacto en la historia de la FIL, arrojó un número considerablemente menor al de ediciones anteriores: 210 mil personas al corte de las 15:00 del domingo.

Las estimaciones indican, según un documento girado por los organizadores, que para el cierre de la Feria hayan asistido 250 mil regiomontanos, y con ello alcanzarían la cifra meta.

Sin embargo, los datos de este año son considerablemente menores a los 300 mil del año anterior y a los 320 mil del 2011, siendo éstas las cifras de corte programadas a las 15:00.

La mayor asistencia que ha registrado la Feria ha sido de 385 mil asistentes en 2010, aunque con el anterior sistema de conteo.

No obstante, las encuestas de salida aplicadas durante los nueves días de actividad librera indican un aumento de las ventas al registrarse un 82 por ciento de personas que aseguraron comprar un libro (frente a 78 por ciento de 2012) mientras que 39 por ciento se llevó más de cuatro títulos (30 por ciento año pasado).

Un recuento de opiniones realizado por ***MILENIO Monterrey*** el sábado en casas editoriales como Porrúa, Fondo de Cultura Económica o Cal y Arena (por mencionar algunas) arrojó opiniones sobre el bajo nivel de público y ventas que no alcanzaron los niveles de años anteriores.

En el último día de actividades en la FIL los pasillos fueron invadidos –literalmente- por familias y jóvenes que acudieron a aprovechar los descuentos que ofrecían las editoriales. A pesar del frente frío y de la lluvia, el estacionamiento de Cintermex nuevamente resultó insuficiente para los visitantes.

En esta ocasión la FIL no tuvo país invitado, pues se celebraron los aniversarios de instituciones culturales de la localidad como el Tecnológico, la UANL, Vaso Roto, el Planetario Alfa o la Cineteca.

Dentro del conteo aplicado por los organizadores de la feria, se indicó que 99 por ciento de los asistentes piensa regresar el próximo año.