Extorsiones desde cárceles es un problema nacional: procurador

Adrián de la Garza Santos señala que la afectación por las extorsiones desde centros penitenciarios no es exclusiva de Nuevo León, sino que la padecen personas de todos los estados de la República.
El procurador de Justicia. Foto: Archivo
El procurador de Justicia. Foto: Archivo

Monterrey

Las extorsiones telefónicas desde cárceles federales no sólo afectan a los nuevoleoneses, sino a habitantes de todo el país, señaló el procurador de Justicia del Estado, Adrián de la Garza Santos.

El funcionario estatal exhortó a los ciudadanos que reciban una llamada de este tipo a presentar la denuncia ante las autoridades.

“Tengo que señalar que no sólo son los ciudadanos de Nuevo León, son los de toda la República Mexicana… el promedio entre denuncias y no denunciados estimamos entre las tres y cuatro diarias, repito, entre denuncias formales y no formales o sea a través de los reportes”.

Mencionó que gran parte de las extorsiones telefónicas a habitantes de Nuevo León viene del penal de Altamira, Tamaulipas, debido a que han notado que la Lada comienza con 83.

De la Garza Santos expresó que este problema ha sido abordado en reuniones de seguridad nacional.

“Esto ha sido objeto de trabajo dentro de la reunión plenaria de procuradores, ha sido asunto que se ha tratado ya en la reunión donde hemos tomado diversos acuerdos que hemos estado cumpliendo a través del convenio de colaboración”, afirmó el procurador de Justicia.

Por otro lado, De la Garza Santos manifestó que, en lo que se refiere a casos de extorsión a comerciantes o cobro de “piso”, la incidencia ha sido casi nula.

“No quiere decir que no haya, sin embargo sí pudiera estar en el tema que no se denuncie, pero no ha habido un incremento, tanto de lo que no se denuncia como lo que se denuncia, en las últimas semanas”.

El procurador comentó que les llama la atención la insistencia de los medios de comunicación en el tema de cobro de “piso”, ya que no tienen una incidencia que les sugiera que ha aumentado.

“El estarlo comunicando todos los días puede incidir en la percepción de la comunidad, ahí tenemos la estadística que sacaron que un 80 por ciento puede sentir una sensación de inseguridad, pero la mayoría, ninguno de ese 80 por ciento le ha pasado eso. De ese 80 por ciento, sólo 20 o 25 por ciento son los que han tenido alguna incidencia delictiva de cualquier índole”.

Dijo que hubo una denuncia el mes pasado por chantaje tipo cobro de piso hacia un pequeño comerciante, y el promedio es de uno o dos por mes, aunque ha habido meses sin que hayan recibido denuncias.