Existen más géneros literarios que la novela: Martín Kohan

El autor argentino puntualizó que en tal categoría hay una hegemonía que podría no ser genuina, lo que sería preocupante para el mundo de las letras.
Martín Kohan
Martín Kohan sentenció que: "Lo importante es escribir; el que quiere escribir, escribe". (Especial)

Monterrey

El escritor argentino Martín Kohan declaró en base a un análisis al panorama literario hispanoamericano, que la novela contiene una hegemonía preocupante, ya que reduce los espacios a otros géneros.

"Hay una hegemonía de la novela y es preocupante, pues puede no ser genuina. Quizá se deba a un condicionamiento que viene desde la perspectiva del mercado de las editoriales.

"Entonces, el punto es hasta dónde te sientes libre para escribir lo que quieres y puedes revelarte contra el criterio comercial de las editoriales", declaró el escritor.

Martín Kohan defendió la postura del ensayo, debido a que es más abierto y permite muchas facilidades, no obstante, considera la importancia de la prosa.

"El fundamento retórico siempre es la potencia de la retórica, es algo que influye definitivamente en el lector, esa capacidad de darle potencia a la retórica hace incluso abrazar una idea. Es decir: es tal el tono de la retórica, que deseo que esta idea sea cierta", comentó.

Kohan se presentó en el XVIII Encuentro Internacional de Escritores, organizado por Conarte con apoyo del Conaculta, la UANL y el Museo de Historia Mexicana.

El escritor se manifestó sorprendido de que en Argentina se publiquen pocos cuentos: "Hemos tenido a Borges, a Bioy Casares, incluso Cortázar, que es ahora más valorado por sus cuentos que por sus novelas, y aún así, existe un imperio de la novela.

"Yo mismo tengo una serie de cuentos escritos que he acumulado y me pregunto por qué no los he publicado. Ese sería el reto, el de tomar tus propias decisiones, y tomarlas como lo que son: decisiones literarias" declaró el autor.

El escritor señaló que México es un paradigma, ya que el país tiene políticas públicas para estimular a los autores y durante muchos años ha existido la probabilidad de una relación entre el Estado y los escritores.

"¿Qué tanta distancia puede guardar para con el estado? ¿Cómo ganar ese estímulo sin ser cooptado por la institución? Ese es un debate que los mismos escritores mexicanos han tenido, y nadie mejor para eso, pues están en el contexto que lo amerita.

"Ahora, estoy convencido de que, más allá de un estímulo, provenga de donde sea, lo importante es escribir; el que quiere escribir, escribe", puntualizó Martín Kohan.