Eximen a los clubes Rayados y Tigres de impuestos

La Auditoría Superior del Estado (ASENL) señaló que la condonación del gravamen sobre espectáculos públicos al Club de Futbol Monterrey no tuvo sustento.

Monterrey

Monterrey y San Nicolás perdonaron a los clubes de Rayados y Tigres el pago de impuestos en 2014.

Informes de la Cuenta Pública 2014 revelaron que el Ayuntamiento regiomontano exentó el impuesto de 5 por ciento sobre espectáculos públicos al Club de Futbol Monterrey, meses antes de cambiar de sede para sus partidos.

Aunque el impuesto de acuerdo a la Ley de Hacienda para los Municipios debía cobrarse según los boletos vendidos en un 5 por ciento, la Auditoría Superior del Estado (ASENL) señaló que la condonación del gravamen sobre espectáculos públicos al Club de Futbol Monterrey no tuvo sustento.

Si bien la administración de la alcaldesa Margarita Arellanes trató de solventar el señalamiento realizado por la ASENL, el encargado de la Auditoría emitió una promoción de fincamiento de responsabilidad administrativa.

"En lo sucesivo es conveniente evitar autorizar este tipo de exenciones en el pago de Impuestos sobre diversiones y espectáculos a los establecimientos sujetos a esta contribución, y apegarse para la determinación y cálculo del cobro a lo establecido en el artículo 31, 31 Bis y 32 de la Ley de Hacienda para los Municipios del Estado de Nuevo León", expuso la ASE al municipio regiomontano.

La ASENL reveló que por otra parte el municipio nicolaíta acordó con Sinergia Deportiva, operadores del club Tigres, un compromiso de pago de manera deliberada.

Para el caso del municipio de San Nicolás de los Garza, el cual está gobernado aún por el edil Pedro Salgado, el encargado de la Auditoría también estableció una promoción de fincamiento de responsabilidades por el rezago del pago de impuesto de Sinergia Deportiva y por un cobro deliberado.

Pese a que se intentó solventar el acuerdo entre San Nicolás de los Garza y Sinergia Deportiva, la ASENL recomendó sustentar con documentos los ingresos obtenidos por los partidos que se realicen en el Volcán para que el impuesto llegue según la ley a las arcas municipales.