Excede torre altura con aval del municipio de SP

El Ayuntamiento aprobó en 2012 el desarrollo inmobiliario con 10 votos a favor y una abstención para construir hasta 38 pisos.
El proyecto denominado Saqqara es con diseño del arquitecto británico Norman Foster.
El proyecto denominado Saqqara es con diseño del arquitecto británico Norman Foster. (Eduardo Mendieta)

San Pedro Garza García

Una doble torre, diseñada por el despacho inglés Foster + Partners, se edifica sobre la avenida Vasconcelos en San Pedro Garza García, pero su exceso de altura no representó obstáculo para obtener un aval del municipio que se basó en la opinión de vecinos con historial polémico, como Plaza Tanarah, y por tratarse de una obra de un arquitecto de talla internacional.

Este proyecto, denominado Saqqara, situado entre las avenidas Lázaro Cárdenas y Ricardo Margáin Zozaya, no está dentro de las torres o edificios multados con 125 millones de pesos por violar el Reglamento de Zonificación y Usos de Suelo como Torre Helicón, Gaia, Colegio Alfonsino, Plaza Gómez Morín, Torre Miza, edificio Sierra Baja y el multifamiliar Lucena.

Y es que, según el acta de Cabildo 149 de la sesión extraordinaria del 7 de septiembre de 2012, se establece que el municipio, que encabezaba Mauricio Fernández Garza, y siendo Ugo Ruiz Cortés secretario del Ayuntamiento, aprobó una solicitud presentada por tres compañías -una de ellas representada por el hermano del edil, Álvaro Fernández Garza- para exceder 38 metros de altura el proyecto.

El Ayuntamiento, cuyo secretario de Desarrollo Urbano, Aldo Decanini Garza, denunciado penalmente por permisos otorgados presuntamente en forma irregular, avaló el cambio de lineamiento que prohíbe el Reglamento de Zonificación y Usos de Suelo.

Y fue aprobado porque, según los regidores, incluía una inusual losa jardín para sembrar más árboles, además del aval de vecinos, entre ellos, el irregular Tanarah, -sancionado por el municipio por violar la altura permitida- y por la "obligación" de respetar el diseño del arquitecto británico Norman Foster.

Pero para la Secretaría de Desarrollo Urbano la solicitud era obvia: "Debido a que no se cumple con la norma de altura, se está solicitando la modificación de lineamientos de construcción referente a la altura máxima de 100.23 metros a 138.40 metros en el punto más crítico".

El sentido del dictamen por parte de la Secretaría municipal fue positivo, ya que concluyó que el predio se encuentra en una zona eminentemente comercial.

Los entonces regidores, como Hernán Javier García-Corral Ferrigno y Dagoberto Flores Lozano, confirman que el proyecto incurría en exceso de altura, pero esto no importó porque como quiera votaron a favor, según el acta de Cabildo.

Es decir, el Ayuntamiento avaló el desarrollo con 10 votos a favor y una abstención para construir hasta 38 pisos, que corresponden a 138 metros de altura en un terreno con una superficie de 37 mil 550 metros cuadrados.

La solicitud del cambio de lineamiento fue hecha por las empresas Alambaka, SA de CV, representada por Álvaro Fernández Garza; Comarca Grande, SA de CV, representada por María del Consuelo Canales Clariond; y Trazzo Urbano Internacional, representada por Gustavo Adolfo Backhoff Pliego y Alberto de la Garza Evia.

"En este caso, voy a votar a favor, la razón por la cual votaré a favor, es porque tengo conocimiento y está en el expediente que los vecinos dieron su anuencia para la altura, para mí eso es un punto importante.

"En particular, ha externado el alcalde Mauricio Fernández que le interesa mucho la opinión del Club Campestre, yo constaté que efectivamente en el expediente está la anuencia del Club Campestre, para el exceso de altura que está incurriendo este proyecto", confirmó García Corral-Ferrigno, entonces regidor de oposición.

Sin embargo, otro de los vecinos en el que basaron su autorización fue Francisco José Montemayor Aldape, dueño de Desarrolladora Trinity, propietaria de Plaza Tanarah, que construyó irregularmente y superó la altura permisible de este edificio, ubicado justo frente a Saqqara.

Según el acta, García Corral explica que su homólogo Dagoberto Flores les confirmó que se estaban excediendo en la altura en virtud de que tenía una losa jardín que no es de las comunes.

"Quisiera razonar precisamente mi voto, porque en otros casos he votado en contra, precisamente por estos puntos y por otro más, en este caso, estos defectos que pudiera tener este proyecto, pues están salvados apropiadamente", afirmó.