Ex reos tienen falta de oportunidades: Renace

Martín Sánchez, director del organismo, dijo que la reintegración es difícil, por lo que llamó a las autoridades a cumplir con los programas.
La sobrepoblación carcelaria es vista como uno de los principales problemas.
La sobrepoblación carcelaria es vista como uno de los principales problemas. (Archivo)

Monterrey

Los ex reos que salen de los penales se enfrentan a una triste realidad, y es que sólo un 30 por ciento logran tener una oportunidad laboral, en condiciones marginadas, que no los lleva a cumplir las necesidades básicas en la familia por lo que son tentados a seguir una vida delictiva.

Refirió Martín Sánchez Bocanegra, director de Renace, quien aseguró que el proceso para poder reintegrase a la sociedad es complicado.

"Con información como el INEGI, un 30 por ciento de reincidencia, pero esto implica que las personas generalmente tienen oportunidad de reinserción no con un trabajo digno que les permita volver a su familia, a su vida y poder cubrir las necesidades básicas, sino algún tipo de trabajo a veces marginal, con muy poco ingreso que no les permite satisfacer las necesidades de su familia y eso sí puede facilitar en que en un momento dado que ya hayan conocido gente en el interior del penal sean motivados a seguir una vida delictiva", dijo.

Resaltó que es importante que las autoridades estatales cumplan con las labores de reintegración con los programas adecuados.

Por su parte, Alfonso Verde Cuenca, presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública del estado, aseguró que han fallado los programas de reinserción social para quienes salen de los penales, pero no todos los ex presidiarios son los culpables de la alza en hechos delictivos.

Comentó que en algunos delitos se ha mejorado, sin embargo falta mucho por hacer en la entidad.

"En algunos delitos se han mejorado, pero definitivamente en Nuevo León se tiene muchísimo por hacer en materia de seguridad, combate a la delincuencia, del enjuiciamiento criminal", sostuvo.

VEN Hacinamiento y sistema obsoleto COMO enemigos

Diputados locales y federales señalaron como principales enemigos de la readaptación social en Nuevo León el hacinamiento y un obsoleto sistema penitenciario, aunque en vías de modificación.

El diputado federal del PAN, Martín López Cisneros, explicó que la sobrepoblación que existe en los penales de Nuevo León ha provocado que los programas de readaptación social para los reos no funcionen de manera adecuada.

"Uno de los problemas que se viven en los centros penitenciarios es el hacinamiento que hay, si nosotros revisamos el penal del Topo Chico o el de Apodaca, están al doble o triple de su capacidad y eso trae complicaciones a la misma readaptación", refirió.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad en el Congreso del Estado, Francisco Cienfuegos, coincidió en que el hacinamiento dificulta la correcta aplicación de la readaptación, pero dijo que el Ejecutivo estatal sí está avanzando en la construcción del centro penitenciario de Mina.

"Adicional se ha detectado un área de oportunidad en los reclusorios con una sobrepoblación en cada uno de ellos y también se tiene identificado y es por eso que se está construyendo un nuevo penal, que es el de Mina, el cual vendrá a desahogar parte de la sobrepoblación".

Asimismo señaló que el sistema de justicia como tal tiene "áreas de oportunidad" y es por ello que se trabaja en la implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, pero advirtió que los resultados tomarán tiempo.

Trabajan en readaptación

Aunque aceptó que puede ser que algunos reos reincidan en la vida delictiva, el procurador estatal Adrián de la Garza señaló que no es la totalidad de los ex presidiarios.

El procurador expuso que si bien el tema de una perfecta readaptación social es complicado, en el caso de Nuevo León se planea un plan estratégico que mejore la forma en que se busca que los culpables de delitos mejoren su vida una vez que cumplan su condena.

Incluso, mencionó que se cuentan con programas con organismos descentralizados, como Renace, en donde se busca que los sentenciados salgan con trabajo al cumplir su periodo en prisión

"La verdad, es difícil lograr una verdadera readaptación y el Gobierno del Estado ya trabaja en un plan estratégico para lograr la posibilidad de tener una mejor readaptación social. También es cierto y no podemos calificar a todos los que salen de prisión de que no pueden readaptarse a la sociedad, y eso no lo podemos tomar en cuenta pues hay programas muy importantes que llevamos a cabo incluso con organizaciones privadas". Israel Santacruz/Monterrey