Eufórico regreso

Los integrantes de Big Time Rush llegaron a Monterrey con su nueva gira, luego de presentarse en México y Guadalajara.
Big Time Rush regaló a las regias su música un día antes de San Valentín.
Big Time Rush regaló a las regias su música un día antes de San Valentín. (Leonel Rocha)

Monterrey

Big Time Rush tiene un regreso eufórico.

Luego de seis meses de su presentación en la ciudad, Kendall Schmidt, James Maslow, Carlos Pena y Logan Henderson lograron desatar literalmente la locura en el escenario de la Arena Monterrey con su gira Big Time Rush Live 2014, la cual comenzó el pasado 7 de febrero en Grand Prairie, Texas.


El reloj marcó las 21:34, cuando el cuarteto que festejó por adelantado el Día del Amor y de la Amistad en La Sultana del Norte apareció en un vistoso escenario lleno de luces, cinco pantallas verticales, escalinatas y hasta una cama elástica, para dar la bienvenida a su show al ritmo de remixes de Black Eyed Peas comandado por el DJ Nick.

La euforia se desbordó cuando un telón con el nombre del grupo cayó y los chicos aparecieron para entonar "Music sounds better with you".

"Monterrey, Monterrey, ¿están listos para divertirse? Este es el tercer concierto que ofrecemos en México. Mi compañero (James) está buscando una novia mexicana. Feliz Día de San Valentín", dijo Carlos después de haber interpretado "Windows down". La presentación siguió con temas como "24/7", "Amazing", "Get up" y "Song for you".

Los minutos pasaron y por primera vez las seguidoras escucharon dos canciones que la banda nunca había entonado en vivo: "A shot in the dark", para lo que James se adueñó del teclado, y luego se unió Kendall con su guitarra, para deleitar con "The art of moving on".

Llegó entonces un momento acústico, para agradecer que México "es maravilloso" y regalaron "Like nobody's around".

El clímax del concierto llegó cuando los integrantes de Big Time Rush invitaron a cuatro chicas al escenario, "sólo podemos escoger a cuatro, pero las amamos a todas", comentó Carlos, quien junto con sus compañeros les entregaron una rosa roja para posteriormente interpretar el tema "Worldwide".

El medley de "Boyfriend" y "Run wild"; los temas "Gonna party all night", "Till i forget about you" y "Confetti falling", marcaron la recta final, mientras divertidos los integrantes de Big Time Rush brincaban en un trampolín.

Luego de un momento de oscuridad y ante la petición, los chicos regresaron para entonar "City is ours" y su corte icónico "Big Time Rush".

Coreografías en grupo y hasta atléticos saltos en la cama elástica al centro del escenario acompañaron cada una de las melodías en medio de los gritos de los fans.

Los jóvenes se movieron todo el tiempo por el escenario, formado por estructuras metálicas de diferentes niveles, de tal manera el público pudo interactuar de forma directa con los cantantes.

En punto de las 20:30 comenzó la velada Olivia Somerlyn, quien sorprendió a los presentes al interpretar sus temas musicales, al mismo tiempo que tocaba el teclado acompañada de tres músicos.