Estiman 2 mil mdp adicionales para NL con reforma

En entrevista para MILENIO Monterrey, Rodolfo Gómez Acosta, titular de Finanzas, señala que las disposiciones de la propuesta hacendaria dejarían recursos extras para seguridad e infraestructura.
Vio ventajoso que la Federación tome el control de gastos médicos, pues son “montos muy grandes”.
Vio ventajoso que la Federación tome el control de gastos médicos, pues son “montos muy grandes”. (Carlos Rangel)

Monterrey

Una vez concretada, la reforma hacendaria traerá a Nuevo León ingresos adicionales por más de 2 mil millones de pesos, reveló el secretario de Finanzas y de la Tesorería General del Estado, Rodolfo Gómez Acosta, al presentar un balance de la iniciativa que se discute en el Congreso de la Unión.

Si bien dicha propuesta no contempla un cambio en la fórmula de coordinación fiscal y saca del ámbito estatal el Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos), compensa con participaciones del Impuesto Sobre el Producto del Trabajo y quita presión de gasto en el rubro educativo y de salud, aseguró el funcionario.

“Estimo que la reforma en general, si ponemos el conjunto de disposiciones que inciden directamente en la condición financiera del estado que pueden incidir, nos tiene que traer un balance positivo, yo estimo conservadoramente que ese balance, estemos hablando de ingresos adicionales de más de 2 mil millones de pesos anuales”, refirió en una entrevista exclusiva con MILENIO Monterrey.

Desde semanas anteriores el estado inició las reuniones en materia fiscal con el resto de las entidades federativas y el Gobierno federal para medir los alcances de la reforma hacendaria.

Anticipó que estos recursos extraordinarios se etiquetaran para los pendientes que tiene la entidad, principalmente relacionados con seguridad pública y la infraestructura en diversos rubros.

“Todos los ingresos adicionales que podamos obtener derivados del resultado final de la iniciativa de reforma hacendaria más aquellos que pudiéramos obtener por liberación de gasto, evidentemente que servirían mucho para poder rebalancear la condición fiscal del estado.

“En ese sentido, las aplicaciones principalmente serían para atacar nuestros principales frentes de gasto, que son inversión, combate a la inseguridad, infraestructura y que son otros rubros asociados al gasto corriente”, detalló.

Uno de los rubros más esperados por Nuevo León es la liberación del gasto por la nómina educativa, que por lo menos, significaría un ahorro de mil millones de pesos.

Esta cifra podría incrementarse, advirtió el tesorero estatal, con base en las negociaciones que todas las entidades federativas realicen y la fórmula final que se indique en el texto que los legisladores federales aprobaran.

“Tenemos una presión en este tipo de gasto de más de mil millones de pesos en el año, entonces cualquier medida que tienda a liberarnos una presión en esa magnitud, de ese orden, pues para nosotros es muy importante.

“Lo que tenemos que cuidar ahorita y en lo que hemos estado trabajando es en como alinear y de alguna manera mejorar el texto que está propuesto en este sentido para que la reforma venga muy sólida”, indicó.

Por otra parte, vio con buenos ojos que la Federación se haga cargo de las compras descentralizadas de insumos médicos, que representaría “montos muy grandes de dinero” menos en gasto.

No obstante, acotó que existe un reto logístico, por lo que se pronunció por un cambio gradual.

“Es que en la iniciativa evidentemente una buena idea, pero el instrumentarla adecuadamente para las entidades a través de un adecuado control de inventarios, a través de un adecuado control logístico de la distribución de estos medicamentos, no es una tarea fácil”, concluyó.