Estigma contra afectados sigue siendo gigante: vocal Conasida

 Antonio Nevárez Torres señaló que la mayor parte de la prevención y educación sobre el virus es realizada por organizaciones de la sociedad civil y no por Gobierno. 

Monterrey

El trabajo de prevención se ha quedado muy por debajo de lo esperado en materia de sida en Nuevo León, consideró Antonio Nevárez Torres, vocal de Conasida y presidente de la Comunidad Metropolitana A.C (Comac).

Señala que la mayor parte del trabajo de prevención y educación sobre la propagación del virus y las enfermedades de transmisión sexual se hacen a través de las organizaciones de la sociedad civil y no del Gobierno, a pesar de que existen programas y presupuestos federales para ello.

"El miedo es espantoso, el estigma que tiene el VIH-sida sigue siendo gigante, hasta parece que no han pasado 30 años.

"En Nuevo León estamos encerrados en una burbuja de tiempo y pensamos que la ignorancia es un factor elemental para que las y   los jóvenes no tengan relaciones sexuales; sin embargo la realidad que nos pega fuerte es que los adolescentes tienen relaciones sexuales de alto riesgo porque no existe ninguna campaña", dice.

Señala que Comac comenzó desde hace 6 años a trabajar con la comunidad transexual, en donde muchas de sus integrantes se dedican al sexoservicio y son uno de los grupos de mayor riesgo de contraer el virus del sida.

Las Rukas, Diversimedios y Rosas en el Pavimento fueron los tres primeros proyectos en los que se enfocó la organización.

Por su cuenta, y gracias a organizaciones internacionales, pueden realizar pruebas rápidas de detección, pues les proveen de insumos que no son accesibles en Nuevo León.

Además, en colaboración con el Instituto Estatal de la Juventud, llevan pláticas de prevención a los jóvenes en distintos municipios, incluso fuera de la mancha urbana.

Para Nevárez Torres, existe resistencia por parte de los grupos conservadores en todos los niveles que no permiten una verdadera educación en la sexualidad hacia los más jóvenes.

"Quieren promover más los valores, pero no muestran los valores reales, porque no le pueden decir a una chica que su valor como persona no radica en el hecho de que su himen esté intacto, seguimos con un problema gigantesco con la equidad de género", dijo.

Dijo que el VIH está asociado a altas conductas de riesgo,   perversiones, castigo divino, enjuiciamiento y otras cosas, cuando no se han dado cuenta de todos los menores de edad que viven con el virus, o las amas de casa que por alguna trasfusión de sangre fueron infectadas.