Esperan se dé la paridad tanto a nivel nacional como estatal

"No estamos pidiendo nada del otro mundo, simplemente que se respete la Constitución", comentó la ex senador Judith Díaz.
Judith Díaz.
Judith Díaz. (Roberto Alanís)

Monterrey

Así como a nivel federal es posible que se concrete que la mitad de las candidaturas de los partidos políticos sean mujeres, para Nuevo León esperan este mismo cambio, indicó Judith Díaz, ex senadora del PAN.

"Nosotros esperamos que suceda a nivel federal pero también que suceda a nivel local; otros estados de la república, 11, tienen la cuota de paridad en sus códigos electorales.

"Lo que nosotros queremos es que hoy esté inscrito en el Código Electoral de Nuevo León un inciso de participación de las mujeres como un asunto de cuota", dijo.

El mes pasado, el presidente Enrique Peña Nieto presentó una iniciativa de reforma a la legislación electoral federal al Congreso de la Unión para que el 50 por ciento de las candidaturas sean ocupadas por mujeres.

La ex senadora del PAN explicó que en la entidad también hay un trabajo activo de iniciativas en el tema con al menos cinco propuestas.

"A nivel estatal hay un cúmulo de iniciativas, cinco al menos, la alcaldesa de Monterrey presentó una iniciativa de 50 y 50 para el Congreso estatal, hay otra que acaba de presentar el Consejo del Instituto Estatal de las Mujeres en donde se incluye paridad, pero también en los puestos del Ejecutivo y creo que hay un cúmulo de iniciativas donde hay que ponerse a trabajar", indicó.

Graziella Fulvi, directora de Ciencias Jurídicas en la facultad de Derecho de la Universidad Regiomontana, criticó que aunque Nuevo León se presume de ser un estado a la avanzada en negocios o empresarial en participación ciudadana está mal.

"No estamos pidiendo nada del otro mundo, estamos pidiendo simplemente que se respete la Constitución y se nos den los derechos que nos corresponden como personas, no como mujer, como persona, ¿por qué separamos a las mujeres?".

Comentó que el tema referente de la mujer es parecida a la Ley de Participación Ciudadana que aún no se concreta.

Por su parte Miriam Hinojosa Dieck, investigadora de la Universidad de Monterrey, comentó que la entidad está en una zona de confort y no se ha prestado la atención necesaria para abrir espacios.

"Creo que ya llegó el momento de no permitir que un estado que ha estado siempre a la vanguardia esté ahora rezagado en temas tan fundamentales como la participación política de las mujeres".

Agregó que ha faltado exigencia, de participación y voluntad en este tema.