Espera industria de la construcción panorama más favorable en 2014

La reconstrucción por 'Ingrid' ayuda a que los constructores terminen 2013 con optimismo.
El presidente de la CMIC.
El presidente de la CMIC. (Archivo)

Monterrey

A pesar de la contracción que sufrió la industria de la construcción durante 2013, que al mes de septiembre del año en curso tuvo una caída de hasta el 4.8 por ciento de acuerdo a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), los empresarios del sector confían que 2014 iniciará con un panorama favorable.

El presidente de la CMIC en Nuevo León, Arturo Moyeda, mencionó que el gobierno parece estar consciente de que la economía mexicana debe ser impulsada en forma rápida y determinante.

Para el cierre de este año se esperan algunas acciones alentadoras para la industria de la construcción, dijo, "como si se estuviera preparando una importante ofensiva económica".

"El gobierno ha presentado un presupuesto en que el gasto público se incrementa un nueve por ciento; con éste, se espera un aumento del 3.9 por ciento en el Producto Interno Bruto (PIB).

"La inversión física, tendrá un crecimiento significativo en términos reales, principalmente en infraestructura. Será necesario que se invierta desde principios de enero", manifestó Moyeda.

Añadió que aunque esto también es motivado por las inversiones realizadas en las tareas de reconstrucción tras el paso del huracán Ingrid, esto no impide que los constructores concluyan 2013 con una expectativa "moderadamente optimista".

En general, 2013 inició con optimismo para la industria de la construcción, sin embargo, al correr de los meses la dinámica económica se fue tornando más lenta, indicó Moyeda, principalmente por un rezago en la inversión pública que hasta la fecha frena el crecimiento del sector.

La estadística de la CMIC señala que este declive en la industria inició desde al menos agosto de 2012, cuando el crecimiento del sector fue de apenas 1.7 por ciento, mientras que un mes antes éste había sido de 3.4 por ciento.

A partir de mayo del año en curso, el declive de la industria de la construcción se convirtió en caída libre, pues cerró con 4.8 por ciento en números negativos, una cifra que no se había tocado al menos en los últimos dos años.

Para el representante de los constructores del estado, lo rescatable de este 2013 es que se prosiguió con la reconstrucción de las obras afectadas por los fenómenos meteorológicos en los últimos meses.

"Particular atención han recibido la restitución de la capacidad hidráulica del río Santa Catarina y la conversión de las avenidas Morones Prieto y Constitución en un par vial y la construcción de infraestructura vial, es de resaltar el inicio de la línea tres del Metro.