Equidad de género crece en empleos de Canadá

La inclusión laboral no debe ser exclusiva de los países más desarrollados, puntualiza
Kristy Duncan (der.) participó en la sexta edición del Intercambio de Competitividad de las Américas.
Kristy Duncan (der.) participó en la sexta edición del Intercambio de Competitividad de las Américas. (Daniela García)

Toronto

La inclusión y equidad de género en sectores industriales como la investigación y la ciencia es ya posible, y no es necesario tener que hacer inversiones o crear políticas públicas para lograr que más mujeres trabajen en estas áreas, consideró Kristy Duncan, Ministra de Ciencias de Canadá-

En entrevista, la funcionaria canadiense recordó que el Gabinete federal actual de ese país cumple con la equidad de género, pero no porque se haya propuesto de esta manera si no porque se buscó a los perfiles competentes para cumplir con las tareas requeridas.

Y esto, aseguró, no debe ser exclusivo de los países más desarrollados, sino de todos. No es complicado, insistió, y tampoco significa grandes esfuerzos en materia de inclusión laboral de las mujeres en las áreas científicas.

“Personalmente, yo trabajo con colegas para crear más posiciones de trabajo, colaboro con diferentes representantes para lograrlo pero más que obligación, buscamos un lenguaje que sea de equidad de género. No queremos perder a la mitad de nuestro talento, la mitad de nuestras ideas.

“Y sabemos, por ejemplo, que cuando se agrega a las mujeres, se complementa la conversación. Las mujeres agregan preguntas y temas que antes no había. Utilizan diferentes metodologías y se logran diferentes resultados”, aseguró Duncan.

La Ministra participó en la sexta edición del Intercambio de Competitividad de las Américas en Innovación y Emprendedurismo, ante representantes de países como Estados Unidos, México, Brasil y Colombia, entre otros 26, insistiendo en la importancia de que se incluya a las mujeres en temas como ciencia, política pública, salud, economía y desarrollo humano.

Sin embargo, aseguró que no debe de ser una cuestión de cumplir con los requisitos establecidos de equidad de género sino para no dejar talentos e ideas o propuestas fuera a la hora de avanzar como países.

La inversión y el esfuerzo requerido para esto, aún en países no desarrollados o en vías de desarrollo como México, no es tan grande como se puede pensar, ya que sólo es cuestión de cultivar el talento desde que sean niños.

“Creo que todos los niños nacen siendo curiosos, quieren descubrir, explorar y está en nosotros que sigan siendo así de entusiastas en sus estudios, y más allá.

“No queremos perder ese talento, no es sólo invitar a estas niñas a que estudien ciencia, hay que retenerlas. Pero hay un camino escabroso que puede hacer que se salgan, y hay que empezar desde el principio y guiar todo el proceso”, puntualizó.