REPORTAJE | POR REYNALDO OCHOA

Equidad de candidaturas fractura al PAN en el Congreso del Estado

Fractura: Bancada en problemas

Diputadas panistas revelan que en una reunión con la dirigencia estatal, algunos de sus compañeros vetaron la propuesta de que el 50% de las candidaturas en los procesos sean para mujeres, y denunciaron presiones y misoginia.

La junta de quiebre fue el comité directivo estatal de Acción Nacional.
La junta de quiebre fue el comité directivo estatal de Acción Nacional. (Foto: Archivo)

Monterrey

La posibilidad de que las mujeres puedan acceder al mismo número de candidaturas que los hombres en un proceso electoral, se ha topado con una pared que tiene nombre y apellido: Acción Nacional.

Octubre es el mes de la mujer, y desde que inició, las siete diputadas locales que forman parte de la actual legislatura, armaron un frente común y emprendieron por la "libre" la lucha por "lograr" que el Congreso Local apruebe reformar la Constitución del Estado y obligue a los partidos a repartir de forma equitativa las candidaturas en los procesos electorales: 50 por ciento para hombres y 50 por ciento para las mujeres.

En este proceso algunas de las diputadas encontraron apoyo en sus bancadas; el caso de María de la Luz Campos Alemán, quien es apoyada por el PRI y María Dolores Leal, a quien su fracción, la de Nueva Alianza, le ha brindado el respaldo.

No obstante, las cinco legisladoras de Acción Nacional han logrado obtener el apoyo del PRD, del PT, de Nueva Alianza e incluso del PRI, pero no han obtenido que sus mismos compañeros de fracción las respalden en esta lucha, es ahí donde el tema ha caído en un impasse.

"Hay algunas posiciones, hay varias iniciativas y no hay un consenso en el Grupo Parlamentario del PAN al interior respecto a cuál va a ser la posición... Ahorita, sinceramente estamos enfrentando al interior del grupo diversas diferencias", explicó la panista Imelda Alejandro.

Pero esto tuvo un punto de quiebre...

Fue a inicios del mes cuando las diputadas locales organizaron una mesa de trabajo para analizar el tema, y lo hicieron sin el apoyo de sus compañeros, sólo los diputados Carlos Barona del PRI, y Luis David Ortiz, del PAN, asistieron y dijeron apoyar una reforma de equidad para garantizar el famoso 50-50.

Sin embargo a partir de ese momento el tema se volvió ríspido al interior de Acción Nacional. El partido llamó a una reunión en la cual, con el apoyo de los diputados, se resolvió que el PAN avalaría una reforma que estableciera una cuota de 60 por ciento para un mismo género, es decir un 60-40.

"En el PAN estatal tuvimos una junta de grupo y ya hubo una postura, nada más que la postura del PAN estatal fue el 60-40 con cláusula democrática, pero nosotros no queremos la cláusula, y entonces ése es el debate", explicó Rebeca Clouthier Carrillo, quien dijo además que este acuerdo es contrario a lo que el Partido a nivel nacional les ha pedido, que es ir por un 50-50.

Esto causó molestia entre las diputadas locales de Acción Nacional, quienes decidieron elevar el nivel de presión.

Pronto consiguieron el apoyo de la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, quien el pasado15 de octubre presentó una iniciativa para garantizar el 50 por ciento de las candidaturas de los partidos para las mujeres.

Esto provocó que la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, que encabeza el panista José Adrián González Navarro, adelantara el proceso, y en cuestión de horas circuló un dictamen en el cual no sólo no se toman en cuenta las últimas iniciativas, sino que además se busca establecer como cuota el 60-40.

"Está tan tensa la situación al interior porque algunos están tan renuentes, que algunos ya tomaron posturas misóginas y de revancha política contra nosotros, y están en una posición muy intransigente", reveló Rebeca Clouthier Carrillo al ser cuestionada sobre el tema.

El dictamen, del cual MILENIO Monterrey posee una copia, no sólo sepulta la iniciativa del 50-50 sino que mantiene una cláusula de la Ley Electoral que excluye la cuota de género cuando los candidatos sean elector por contiendas democráticas; es decir, que si en elecciones internas de los partidos ganan sólo hombres, no hay ninguna obligación de los institutos políticos para conceder algún mínimo de candidaturas a su sector femenil, con lo cual se brincarían todos los candados de género.

María Dolores Leal, de Nueva Alianza, coincide en que existe esta resistencia.

"El 16 de octubre ya habían sacado un dictamen, pero lo echaron abajo porque yo les presenté una serie de inconformidades, porque para empezar este dictamen no contenía todas las iniciativas que se habían presentado... en ese sentido es donde nosotras hemos visto por ahí una gran resistencia con los compañeros panistas", explicó.

El problema es que a nivel nacional la Suprema Corte de Justicia de la Nación ya declaró inconstitucional esta cláusula gracias a una controversia promovida por la Directora del Instituto de la Mujer de Nuevo León, María Elena Chapa Hernández, por lo que la Comisión Estatal Electoral ya adelantó que habrá una lluvia de amparos en caso de no ser modificada la Ley Electoral del Estado

Actualmente sólo los estados de Guanajuato y Nuevo León no establecen en sus leyes electorales una cuota de género, y de no hacerlo para antes de que concluya este año, difícilmente podrá aplicarse en las elecciones del 2015, por eso en las últimas dos semanas las mujeres del Congreso decidieron rebelarse y han presionado casi a diario para que el tema sea al menos analizado en el Pleno...

"Nos habían minimizado, pensaban que no éramos capaces de luchar por una causa, porque pues habíamos sido borreguitas: siguiendo lo que nos decían y votando como nos decían y así, hasta que ya dijimos, 'vamos a dar nuestra batalla, no estamos dispuestas a seguir sometidas, no estamos dispuestas a que nos pongan el pie en la cabeza, no estamos dispuestas a que nos sigan considerando un objeto de adorno y sexual'...", dijo Rebeca Clouthier.