Envían denuncia de regidores contra Margarita a Sala Superior del Trife

El juicio interpuesto por Carlota Vargas, Arturo Pecina y Montiel Amoroso, porque no les permiten el libre desempeño de su puesto, no lo pudo atender la Sala Regional del Tribunal Electoral.
Eugenio Montiel Amoroso
Los funcionarios manifiestan que la alcaldesa no les permite desempeñar sus puestos. (Archivo Milenio)

Monterrey

El Tribunal Federal Electoral, en su Sala Regional, se declaró incompetente para atender la demanda de los regidores del PRI del municipio de Monterrey quienes denunciaron a la alcaldesa Margarita Arellanes, por considerar que no se les permite el libre desempeño de su puesto.

Por esta razón, se decidió turnar el documento a la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, para que se analice y en su caso se determine si procede.

"El presente asunto debe remitirse a la Sala Superior para su conocimiento y resolución, en virtud de que el acto impugnado está vinculado con el acceso y desempeño de un cargo de elección popular", dice la respuesta otorgada del Tribunal al responsable del recurso, que es el coordinador de los regidores del PRI, Eugenio Montiel Amoroso.

El 3 de diciembre, los ediles Carlota Vargas, Arturo Pecina y Montiel Amoroso, interpusieron un juicio de Protección a los Derechos Político Electorales para tratar de frenar "estrategias que están fuera de la ley", que según los tricolores ha utilizado la presidenta municipal en al menos dos ocasiones en sesiones de Cabildo.

Esto ocurre pese a que según información del Trife, un juicio de Protección a los Derechos Político Electorales procede cuando la persona considere que se le afectó algún otro derecho fundamental cuya violación impida el ejercicio de los de carácter político-electoral.

Esto incluye los derechos de petición, de información, de reunión, de libre expresión y difusión de las ideas, pero en materia electoral.