Enfrentarán nueva batalla, ahora contra Conciliación y Arbitraje

Hay 40 demandas laborales; prevén surjan más.
Subcontrataron para edificar.
Subcontrataron para edificar. (Carlos Rangel | Archivo)

Monterrey

A un mes y medio de que la planta de Kia Motors inicie operaciones, la armadora surcoreana enfrenta más de 40 demandas laborales ante la Junta de Conciliación y Arbitraje.

Aunque no todas tienen que ver con la empresa, su nombre está implicado, dado que las 90 empresas contratistas que la surcoreana ocupó para la construcción de su planta en Pesquería utilizaron su nombre como si fuera (Kia) la que contrató directamente a los casi nueve mil trabajadores que participaron en la edificación de la nave industrial.

De acuerdo con información de trabajadores que piden su liquidación económica y personas allegadas a algunas empresas contratistas, Kia Motors utilizó el esquema de subcontratación para construir su planta.

Sin embargo, durante la construcción de la planta la proporción de generación de empleos fue 70 por ciento coreanas y una minoría fueron mexicanas en términos de subcontratación de constructoras, según revelaron los trabajadores que prefirieron el anonimato.

Por su parte, Rafael Galván González, secretario de la Federación de Trabajadores del Sindicalismo Nuevo en Nuevo León, mencionó que ellos como representantes de 500 trabajadores nunca vieron malas prácticas por parte de Kia Motors o sus proveedores.

"Si bien, el esquema que utilizó la armadora fue la subcontratación, no vimos nunca un mal proceder de los coreanos. Sin embargo, muchas de estas empresas contratistas explotaron al trabajador, se dio mucho el coyotaje, realmente esta mega-obra industrial se evidenció los vicios tan arraigados que hay en la industria de la construcción en México, resaltó.

En tanto trabajadores que participaron en la construcción de la nave industrial y que hoy en día piden su liquidación económica, comentaron que Kia Motors pagó 350 dólares a la semana en promedio, pero al albañil le daban mil 800 pesos a la semana, así que sí hubo explotación y ahora se está evidenciando y Kia está pagando los platos rotos.

Otra crisis

Otro aspecto que Kia Motors enfrenta es la crisis en su departamento jurídico donde en las últimas dos semanas han renunciado tres abogados quienes llevaban los expedientes de dichas demandas laborales.

Las fuentes revelaron que la encargada de las empresas subcontratistas era Hyundai Engineering de RL de CV, donde han renunciado también los miembros del departamento jurídico, al no saber qué hacer con las demandas laborales.

Las fuentes consultadas aseguran que esto apenas inicia así que el número de demandas laborales irán al alza en las próximas semanas.