Encuentran restos humanos en avenida Eugenio Garza Sada

Los hechos se registraron a la altura de la colonia Caracol alrededor de las 22:40 horas, dichos restos se encontraban en el interior de cinco bolsas de plástico.
foto: especial
foto: especial

Monterrey.-

El cuerpo mutilado de un hombre fue dejado por desconocidos dentro de bolsas de plástico, en un solitario rincón de la colonia Caracol, en la zona sur de Monterrey.

El caso, que según informes estaría relacionado con actividades de la delincuencia organizada, provocó el despliegue de decenas de policías estatales y municipales.

Los hechos trascendieron alrededor de las 22:40 horas del domingo en la avenida Eugenio Garza Sada y la calle Juventino Rosas, a pocos metros de Morones Prieto.

En ese lugar, dentro de cinco bolsas de plástico en color negro, fueron abandonados los restos humanos y no se encontraron prendas de vestir.

Fue un reporte anónimo a los números policiacos lo que alertó a las autoridades, trasladándose hacia aquel sitio oficiales de la Policía de Monterrey y de Fuerza Civil.

También arribaron elementos del grupo de Homicidios, de la Policía Ministerial, y de la Dirección de Servicios Periciales, quienes se harían cargo de las indagatorias.

Se estableció que el cuerpo descuartizado fue dejado sobre la acera oriente de Garza Sada, justo afuera de donde se ubica una refaccionaria y una maderería.

En ese lugar existe hierba crecida que impedía ver a distancia las bolsas, además de que a esa hora de la noche la zona lucía solitaria y con escaso tráfico vehicular.

Los peritos de la Procuraduría estatal analizaron en el sitio los restos humanos, confirmando que se trataba de un varón de entre 30 y 35 años de edad, de complexión media y tez aperlada.

Las autoridades no encontraron ningún indicio que permitiera precisar la probable identidad de la víctima, pues ni siquiera estaba la ropa dentro de las bolsas.

Trascendió que alrededor de las 17:00 horas del domingo llegó a las corporaciones policiacas un reporte telefónico anónimo, que alertaba sobre la presencia del cuerpo mutilado, pero por el lado de Félix U. Gómez.

El lugar indicado era Félix U. Gómez y Morones Prieto, a pocos metros del río Santa Catarina, pero al trasladarse las autoridades no encontraron nada.

Fue hasta casi seis horas después cuando las llamadas volvieron a llegar a los números de emergencia, pero ahora señalando el área exacta en Garza Sada.

De forma inexplicable y sin haber motivo para ello, los ministeriales ordenaron el cierre por el paso a desnivel de Garza Sada, el que se ubica a la altura de la calle Pedro Martínez.

Poco antes de la medianoche el cuerpo del desconocido fue llevado a las instalaciones del Servicio Médico Forense, donde le practicarían la autopsia de rigor y se esperaría la respectiva identificación.