Encontrarse con la Naturaleza

El pueblo Navajo admiraba el día y la noche, buscaba elentendimiento espiritual de todo lo que les rodeaba, perono adoraban a ningún dios.
El pueblo Navajo admiraba el día y la noche, buscaba el entendimiento espiritual de todo lo que les rodeaba.
El pueblo Navajo admiraba el día y la noche, buscaba el entendimiento espiritual de todo lo que les rodeaba. (Especial)

Monterrey

Las estrellas tienen su brillo propio y grupos de ellas son por supuesto más brillantes, ejemplos como el cúmulo de la Pléyades, o la Vía Láctea, nuestra galaxia, o al menos lo que podemos observar de ella, genera una iluminación que hace reaccionar a los sensores de nuestras cámaras de ccs's o cmos que interpretan luces de multicolores y formas por demás conocidas.

La búsqueda de lugares nuevos e interesantes implica muchas veces adentrarse en el campo, cubierto solo por una bóveda celeste cambiante y condiciones inusuales.

¿Cómo no intimidarse, cuando ves en el reloj que dan las veinte horas y la temperatura ronda los 49° Celsius, y te aprestas en absoluta soledad a instalar el equipo de fotografía, conociendo los riesgos de la naturaleza?

No puede uno dejar de advertir que en el campo, al igual que en la ciudad, se forman tormentas y llueve, pero no existe la misma infraestructura para guarecerse, sin embargo, con el debido respeto por la naturaleza, ésta nos recompensa generalmente con atardeceres inigualables, y noches estrelladas de ensueño.

Fantásticos escenarios, montañas de basalto esculpidas en el rigor de los movimientos geológicos que se dieron millones de años atrás. Territorios que por su majestuosidad fueron catalogados por nuestros ancestros como sagrados, concebidos para su adoración y respeto, pero sobre todo, en una vinculación donde las personas, los animales, las plantas, las montañas y la tierra están relacionados entre sí y cada uno imparte su propia forma espiritual, que le da a la vida y al universo un significado.

El pueblo Navajo admiraba el día y la noche, buscaba el entendimiento espiritual de todo lo que les rodeaba, pero no adoraban a ningún dios, como encajar con la naturaleza, era su propósito.

Cuando salgamos a realizar imágenes nocturnas, tomemos ese consejo y encajemos con la naturaleza para hacer más sublime la experiencia.

Sus comentarios o preguntas los pueden dirigir a: mexhunter@gmail.com



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]