Empresas enfrentan reglas de nueva ley

Es un reglamento que contiene una elevada carga administrativa y por ende costo económico al establecer multas mayores por incumplimiento.

Monterrey

La recién entrada en vigor del nuevo Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo, viene atender aspectos que no estaban siendo considerados en el anterior tales como la violencia laboral, el estrés, el hostigamiento y todo lo concerniente a la salud mental del trabajador.

Salvador Pasquel Villegas, socio de la práctica Laboral de la firma legal Baker & McKenzie, explicó que este nuevo reglamento que entró en vigor el pasado 13 de febrero viene a abrogar al anterior Reglamento de Seguridad e Higiene y Medio Ambiente en el Trabajo. Es un reglamento que contiene una elevada carga administrativa y por ende costo económico al establecer multas mayores por incumplimiento.

Las multas dependiendo de la sanción pueden traer desde una multa de cinco mil veces salarios mínimos hasta 50 mil veces salarios mínimos.

"Este reglamento es innovador en varios aspectos no solamente por conceptos nuevos que los llevarán a la práctica sino por la cuestión de promover la pertenencia de los trabajadores hacia sus centros de labores".

Señaló que el nuevo reglamento va más allá de la salud del trabajador, sobre todo porque el anterior era mucho sobre medidas de seguridad y de prevención.

Aunque mencionó que como todo en el país, este reglamento no se sabe a quién verdaderamente va dirigido, si sólo a las empresas grandes o a otras, dado el nivel de requerimiento que se expone.

"Aquí ya va un poquito a que los propios patrones lleven a cabo diagnósticos en sus centros de trabajo e identifiquen las condiciones o peligrosas que existan en ese ambiente donde y que puede no sólo ocasionar riesgos económicos sino riesgos psicosociales, ya que incluye la violencia laboral, el estrés, la salud mental de los trabajadores", explicó Pasquel Villegas.

El experto comentó que los patrones van a tener que hacer más de 12 análisis del centro del trabajo y otros.

"Es una carga administrativa mayor para los patrones, entonces este reglamento deja fue a las medianas y ni que decir las pequeñas empresas", subrayó el especialista.