Empresas mexicanas logran certificación

987 empresas mexicanas que han obtenido la certificación NEEC (Nuevo Esquema de Empresas Certificadas); de las cuales 287 corresponden al sector manufacturero; mismo que representan el 38 por ...
Fernando Pérez Azcárraga.
Fernando Pérez Azcárraga. (Raúl Palacios)

Monterrey

Las empresas mexicanas del sector manufacturero son las más interesadas en mantener la seguridad en sus procesos de exportación, aseguró Fernando Pérez Azcárraga, administrador central de Planeación y Coordinación Estratégica Aduanera del Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Comentó que de 987 empresas mexicanas que han obtenido la certificación NEEC (Nuevo Esquema de Empresas Certificadas); de las cuales 287 corresponden al sector manufacturero; mismo que representan el 38 por ciento de las certificaciones.

“Las empresas IMMEX son las que han mostrado mayor interés en pertenecer a este esquema (NEEC)”, dijo.

NEEC, añadió Pérez Azcárraga, empezó a utilizarse para las empresas mexicanas en enero del 2012, y es el principal componente que tiene el nuevo esquema de empresas certificadas, cuyo objetivo es asegurar los pasos de la cadena logística a través de aditamentos de seguridad, como cámaras, controles y procesos estandarizados.

“También sirve para deslindar a las empresas de las responsabilidades, porque mediante este programa se dan cuenta en qué momento y lugar su carga se vio afectada”, añadió.

El funcionario explicó que este programa surgió después en “el evento desafortunado (del atentando) de las Torres Gemelas en Nueva York en el 2001”, como una medida para prevenir la entrada de material peligroso a Estados Unidos entre las cargas de las importaciones para aquel país; mismo que paulatinamente ha sido adoptado por las empresas mexicanas.

Durante su exposición en el Foro Index 2013 sobre Comercio Exterior organizado por la industria maquiladora, Pérez Azcárraga reveló que los otros sectores también las empresas manufactureras están certificadas por NEEC de ésta el 30 por ciento pertenecen al ramo de la electrónica, un 19 por ciento al automotriz.

Mientras que el resto se divide en los sectores médico, químico, de servicios, aeronáutico y plástico.